¿Es posible que te despidan por trabajar demasiado?

Un workaholic ha sido protagonista de uno de los despidos más sonados entre las filas de la compañía Lidl.

Un workaholic despedido

Cuando una empresa decide llevar a cabo algún despido hay muchos motivos por los que un empleado puede dejar su puesto de trabajo. Sin embargo, el caso de Jean P. es cuanto menos curioso, puesto que el que fuera gerente de uno de los establecimientos de Lidl ha sido despedido tal y como apunta su abogado por “trabajar demasiado”.

Sí, aunque parezca mentira, Jean P. ha denunciado la acción que ha llevado a cabo la compañía de supermercados contra él, alegando este peculiar motivo. Sin embargo, la multinacional alemana se ha defendido explicando que desde hace algún tiempo había notado movimientos “extraños” en el gerente y por este motivo decidió visualizar las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Con todo ello, la compañía descubrió que algunos días en el mes de abril, Jean P. acudió a su puesto de trabajo en torno a las 5 de la mañana, llegaba al centro completamente solo y no fichaba. Allí estaba entre “49 y 87 minutos” realizando tareas laborales sin registrarlo. Para Lidl esto es una falta “muy grave”, ya que la política de la empresa es clara en este sentido, todos los minutos que echen los empleados trabajando serán pagados y además deben quedar totalmente registrados.

Sin embargo, según la multinacional, estas normas no fueron seguidas por Jean P. Además, la cadena de supermercados también tiene prohibido a los trabajadores estar solos en el puesto de trabajo, otro de los motivos por los que explican desde la compañía, ha sido despedido del centro.

La situación de Jean P. ha sido una sorpresa para muchos y no tanto para otros, puesto que hay defensores y detractores de las dos posturas. No obstante, algunos expertos aseguran que lo que le ha pasado a Jean P. es el típico perfil del workaholic. Se trata de un concepto por el que se denominan a los adictos al trabajo. Este tipo de trabajadores tienen partes positivas y negativas, si nos centramos en la negatividad tenemos que decir que estos perfiles suelen tener problemas con otros empleados y crear un mal ambiente de equipo. Además, critican las tareas que desarrollan los otros compañeros y no se estructuran bien el tiempo de trabajo. Pero por otro lado también son personas que tienen su lado positivo, puesto que saben valorar muy bien sus logros, a la par que venden de forma excelente el trabajo que desarrollan. Para ellos el trabajo es una gran responsabilidad y por eso le otorgan prioridad y finalmente saben gestionarse el tiempo que tienen libre para seguir desempeñando otras tareas.

Foto: epicantus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...