Consejos para formar equipos de trabajo que alcancen el éxito

Consejos equipos

Para seguir prosperando en nuestro negocio una de las cosas fundamentales que no podemos dejar de lado son los recursos humanos. Por este motivo debemos crear un buen equipo de profesionales que tengan las cualidades y conocimientos adecuados para que podamos llegar muy lejos. En muchas ocasiones esto se presenta como una tarea muy complicada, puesto que hay que conseguir que la unión de todos los integrantes sea más que perfecta y productiva. El objetivo es crear un equipo único que sepa anticiparse a los problemas y que juntos de la mano vayan hacia el camino del éxito. ¿Necesitas un equipo con estas características en tu negocio? Estás de enhorabuena, porque a lo largo de este artículo vamos a darte algunas claves para que consigas alcanzar tu objetivo.

¿Quién puede ser el mejor líder?

Hay veces que caemos en el error de colocar un jefe a cargo del equipo que tenga capacidad de tomar decisiones y experiencia en el sector. Sin embargo, nos equivocamos. Si queremos que nuestro equipo sea exitoso, más que un jefe vamos a necesitar un buen líder. Es decir, una persona que aunque tenga experiencia también sepa llevar por el buen camino a los demás miembros del equipo, acompañarlos, motivarlos, inspirarlos… pero también haciendo él parte del trabajo.

Un buen líder debe contar con ciertas características imprescindibles, como tener habilidades de management, ser productivo, comunicativo o incluso tener empatía, entre otras cosas. También es importante que sea carismático, por poner otro ejemplo. Para elegir el mejor líder habrá que abrir un concurso interno en el que tendrás que revisar todos los aspectos que presentan los aspirantes. Además, siempre es recomendable conocer la opinión de otras personas que ya han trabajado con ellos.

¿Quiénes serán los integrantes del equipo?

Si ya tenemos claro quién va a ser el líder, el siguiente paso será determinar quiénes van a ser los integrantes de ese equipo que quieres formar. Para conseguir el mejor resultado es fundamental que analices a cada profesional de tu empresa y que por supuesto encaje con el perfil que buscas. En ocasiones nunca está de más conocer la opinión del líder o incluso dejar que tome esta decisión por nosotros, al fin y al cabo es él el que va a estar en contacto diario con los miembros del equipo. Eso sí, procura que lo haga de manera profesional y no se deje llevar por sentimientos como la amistad. Lo mejor en estos casos es elegir a personas que cuenten con una gran inteligencia emocional, que sepan asumir con positividad los retos que se planteen y no se vengan abajo a la primera de cambio, además de llevarse bien con los demás compañeros del equipo.

¿Qué papel asumirá cada uno?

El siguiente paso será establecer el rol que tomará cada uno de los integrantes que forman parte del equipo. Cuando los tengas claramente definidos tendrás que crear una estructura formal dentro del organigrama de tu empresa. Además, hay que hacérselo saber a los demás empleados y aportar a cada uno de estos miembros las herramientas que necesite para llevar a cabo su labor de forma adecuada. En este sentido debes ser un poco paciente, puesto que los primeros mesas pueden ser un poco caóticos, ya que los miembros necesitan conocerse y establecer una rutina de trabajo. No está demás orientar al líder para que pueda marcar las pautas a los demás y así conseguir el éxito que tanto deseas.

Empleados en trabajo

¿Cuál es el objetivo?

Una vez que tenemos el equipo formado y contemos con un buen líder, no es conveniente que los integrantes se dediquen solo a realizar sus tareas. Debemos ir más allá. Por este motivo es de vital importancia que todos los miembros conozcan a la perfección el objetivo al que se quiere llegar y que se quiere conseguir a través del trabajo conjunto. Para ello es esencial que de forma previa informes de los propósitos que se han establecido y por supuesto que todo quede totalmente claro. También es importante que des un empujón a los integrantes para que innoven y se comuniquen y aprendan de otros departamentos para tener un mayor conocimiento de la entidad, en otras líneas y del objetivo al que hay que llegar.

Los miembros y sus coincidencias

Normalmente cuando se trabaja en equipo es habitual que entre sus miembros se creen ciertas coincidencias, similitudes y objetivos comunes. No es la primera vez que un compañero de trabajo se convierte en un buen amigo. Aunque la amistad no debe repercutir en el desarrollo de las tareas, sí que es cierto que debemos aprovechar esta situación que se crea para fomentar la capacidad del equipo. Así el trabajo es mucho más ameno y productivo. Por este motivo hay que saber cuidar el clima de la empresa, conocer si existen problemas y asegurarse de que todos los vínculos que se crean sean sanos y positivos.

Foto: Free-PhotosFree-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...