Trucos para concentrarnos más mientras trabajamos

La concentración es fundamental mientras trabajamos, así que es importante que la busquemos mediante distintos trucos.

conexión emocional

Por mucho que pongamos todo nuestro empeño en estar atentos a nuestras tareas laborales, en cualquier momento una distracción nos puede jugar una mala pasada. Sin ir más lejos, una llamada inesperada, una charla con un superior, tener que atender a un cliente… son cosas que ocurren de forma habitual en el trabajo y que, una vez terminamos de hacerlas, nos han causado estragos en la tarea que estábamos realizando en un principio.

Al haber tenido ese momento de distracción no somos igual de capaces de volver a trabajar al mismo ritmo y, seguramente, el tiempo que te quede en el trabajo se vuelva mucho más pesado y poco productivo. Nosotros siempre debemos tener como objetivo llevar a cabo nuestras tareas de la mejor forma posible y para ello estar con los 5 sentidos puestos en ella es la mejor solución. ¿Cómo podemos hacerlo?, si quieres saber cómo no distraerse en el trabajo apúntate algunos de estos trucos.

Siéntete cómodo en tu puesto

Muchas veces tenemos que pasarnos largas horas sentados delante de un ordenador y no en pocas ocasiones nos termina doliendo la espalda o tenemos los ojos cansados. Esto puede ser un motivo de distracción, por lo que para evitar esta situación lo mejor que podemos hacer es adecuar nuestra silla y mesa de trabajo para que no nos encontremos tensos a la hora de realizar nuestras tareas y estemos 100% cómodos.

Ten comida y bebida cerca

Tanto el agua como la comida son fundamentales para nosotros porque nos darán esa energía que nos hace falta en los momentos en los que flaqueamos un poco. Hay veces que levantarnos por un vaso de agua o ir a la máquina de dulces en la oficina puede distraernos, ya que nos ausentamos de nuestro puesto por un tiempo. La solución es sencilla: tener siempre cerca una botella o alguna pieza de fruta. No solo será más cómodo para nosotros, también nos permitirá que sigamos atentos a nuestra tarea y mucho más energéticos.

Priorizar siempre las tareas

La mayoría de expertos aseguran que durante las primeras horas de la mañana las personas son más productivas en el puesto de trabajo. Por este motivo es recomendable que realicemos las tareas más complicadas o que requieran mayor atención en estas horas. Después realizaremos otras menos importantes y finalmente antes de acabar nuestra jornada dedicaremos las horas que faltan a las tareas más rutinarias.

Evita los ruidos molestos

En cualquier puesto de trabajo inevitablemente hay ruidos que pueden llegar a ser muy molestos, y lo que es peor, nos distraerán sin darnos cuenta. Debemos evitar a toda costa que estos ruidos llamen nuestra atención, motivo por el cual es conveniente que nos pongamos auriculares para evadirnos un poco de lo que ocurre a nuestro alrededor y estar mucho más concentrados en la tarea que estamos desarrollando.

oficina

Deja que lo que hagas te inspire

En muchas ocasiones las tareas que tenemos que realizar en el trabajo se vuelven tan rutinarias que nos llegan a aburrir o nos da pereza llevarlas a cabo. Esto es un error, puesto que siempre debemos hacer nuestro trabajo de la mejor forma posible. Para evitar este hastío es importante que encontremos las técnicas adecuadas para que esa tarea se convierta en inspiradora y en la medida de lo posible nos divirtamos con ella. Seguro que así somos más productivos y terminaremos la labor de forma correcta y mucho más rápido.

El orden es fundamental

Seguro que en más de una ocasión te has encontrado tu mesa llena de papeles y cosas y no sabes por dónde empezar. Recuerda que debes priorizar las tareas, así que para evitar ese desorden que puede ser motivo de distracción intenta tener en la mesa solo aquello que necesitas para llevar a cabo la tarea que estás realizando en ese momento y todo lo demás guárdalo en un lugar cercano para tenerlo a mano cuando lo necesites.

Deja a un lado las redes sociales

Por mucho que te guste tener controladas tus redes sociales, cuando estás trabajando no es momento de analizarlas, puesto que pueden distraernos durante mucho tiempo. Si necesitas ver tus redes procura que sea en aquellos momentos que tengas libre y sobre todo no te demores demasiado para que tu vuelta al trabajo no te cueste tanto y sea productiva.

Un uso adecuado del teléfono

Aunque el teléfono móvil se ha vuelto indispensable en nuestras vidas, hay que saber cuándo desconectar de este dispositivo, y lo cierto es que las horas de trabajo no son un buen momento para estar con el móvil. Si bien hay veces que tenemos que atender llamadas porque pueden ser urgentes o importantes, en esos casos atiende, pero no te dejes llevar demasiado en la conversación. Lo ideal es que pongas el teléfono en modo “silencio” durante el trabajo y, si te llaman a la oficina, a no ser que sea importante, no respondas y devuelve la llamada después.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...