Redescubre el «outsourcing»

Confíar en proveedores externos para tareas como la distribución puede hacernos ahorrar mucho dinero y encontrar flexibilidad

En el punto de aceleración vital en el que nos encontramos ahora, en todos los niveles, no cabe duda de que la flexibilidad más que una virtud se ha convertido en una cualidad básica para las empresas. Así es como éstas han tenido que adaptar sus redes logísticas, ante un panorama en el que las cadenas de suministros incluyen varios países y las operaciones de producción se sitúan en el exterior. Si giramos la vista un par o tres de lustros atrás, contemplaremos como las empresas construían algún centro distribuidor centralizado, que recibía las mercancías y se encargaba posteriormente de empaquetarlas, etiquetarlas y enviarlas a los clientes de toda una región o puede que país.

Los transportistas son los primeros que valoran los servicios de externalización

Actualmente las tareas productivas se han trasladado a distintas regiones del mundo, principalmente para aprovecharse de los menores costos de materiales y manos de obra de los países menos desarrollados. Ésto, junto a otros factores clave como la saturación de los puertos, el incremento de los costos de transporte, el aumento del precio del combustible y la demanda de menores tiempos de respuesta para cumplir las expectativas de los clientes, ha generado una dinámica en la que ya no es posible un modelo único centralizado. Ciertamente, no resulta para nada rentable, con lo que se buscan nuevas fórmulas como la de ubicar los centros de distribución próximos al cliente, lo cuál permite a las compañías entregar los productos de forma rápida y menos costosa. No obstante, este planteamiento es mucho más sensible a las necesidades variables que pueda experimentar el cliente.

Aquí es dónde entran en juego los expertos que pueden descargar a las compañías de estas tareas hoy en día costosas y asegurarles una eficiencia mayor. De esta manera, asignar los trabajos de una red de centros de distribución a una firma externa, es decir a un proveedor de servicios de logística, o como se les conoce en inglés «3PL» (third-party logistics provider), se ha convertido en una opción muy atractiva para las empresas.

Los proveedores externos de servicios de logística presentan la gran ventaja de operar varios centros de distribución y compartirlos con múltiples clientes, lo cual posibilita que las compañías extiendan sus operaciones a movimientos de distancias cortas. Muchos de estos proveedores habilitan varios edificios, realmente amplios, y dedican partes de ese espacio a diversos usuarios. A medida que va creciendo y cambiando el negocio de la compañía, también lo hacen los proveedores, y van agregando ubicaciones que queden más cerca de los clientes del fabricante.

Además, los proveedores externos de servicios de logística también cuentan con el beneficio extra de su experiencia en la implementación y operación de las complejas tecnologías detrás de estos centros de distribución. Por la variedad de compañías con las que trabajan, estos proveedores han llegado a desarrollar prácticas operativas para centros de distribución y logística de gran calidad. Así es como puden poner en marcha un proyecto u operación más rápidamente que quienes no se dedican al tema de la logística directamente.

Foto: Timsnell

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...