Los rostros más jóvenes del emprendimiento exitoso

Llaollao, Fever y Social Point son empresas punteras en sus respectivos sectores y están capitaneadas por jóvenes españoles de menos de treinta años.

llaollao

La palabra emprendedor suele describir a una persona entusiasta, con un buen proyecto y bastante joven. Aunque no negaremos que este sea el patrón más habitual, no debería pensarse que para ser emprendedor hay que ser, forzosamente, joven. Sea como sea, los rostros jóvenes son los que acompañan la mayoría de reportajes sobre la situación del emprendimiento, encontrando en España numerosos casos de éxito. La revista Emprendedores ha pasado revista a los treinta emprendedores de menos de treinta años más destacados del país.

Aun a riesgo de jerarquizar, uno de los nombres más destacados es el de Pedro Espinosa. Este joven murciano, que, en puridad, está a punto de abandonar la lista por tener exactamente treinta años, puso en marcha el que quizá haya sido el proyecto innovador más destacado en el campo de la alimentación en los últimos años: Llaollao. A su creatividad le debemos un formato que no ha dejado de crecer desde que en 2009 inaugurara su primer establecimiento en Denia. Es, además, un referente en el mundo de las franquicias.

Lógicamente, hablar de emprendimiento y startups nos obliga a dirigir la mirada hacia el sector de las nuevas tecnologías. Pep Gómez es un joven de tan solo 22 años que pasa completamente desapercibido hasta que alguien repara en que es el fundador y máximo responsable de Fever, una de las aplicaciones móviles más de moda en España. La precocidad de este inquieto amante de la tecnología puntera le llevó a desarrollar sus primeros proyectos con tan solo quince años. Desde entonces ha recibido inversiones por valor de tres millones de euros.

Otros dos emprendedores que este año cumplirán treinta años son Andrés Bou y Horacio Martos, creadores de Social Point. Aunque esta compañía no sea tan conocida como las otras dos que hemos detallado, se trata de todo un referente a nivel europeo en la creación de videojuegos y en su haber se cuentan proyectos tan exitosos como Monster Legends o Dragon City (ambos exclusivos para móviles). En definitiva, la veteranía es un grado pero no un requisito.

Vía: Emprendedores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...