Los mejores trucos para inspirarnos de una manera exitosa

Os damos una serie de consejos que os ayudarán a encontrar la inspiración hasta en los momentos más complicados.

Inspiración

Hay muchos momentos en nuestra vida en los que estamos inmersos en un proyecto y, sin embargo, no podemos llevarlo a cabo porque no logramos alcanzar esa inspiración que tanto necesitamos. No te preocupes, no eres el único que se ha bloqueado en un momento dado y no puede avanzar en el desarrollo de su idea. La inspiración es algo muy importante para poder realizar el trabajo que tanto deseamos, es por ello que nunca debes rendirte. Hay veces en las que esa inspiración llega cuando menos te lo esperas y quizás hasta en el momento menos indicado. Pero hay que aprovechar cualquier oportunidad para inspirarse. Lo que tienes que hacer es despejar tu mente, estar siempre abierto a cualquier punto de inspiración y encontrar cosas que te rodean que te ayuden a conseguir tu objetivo: un objetivo que habrás establecido previamente. ¿Aún sigues perdido?, ¿no encuentras el camino para inspirarte de forma adecuada? Tranquilo, para que puedas seguir adelante hemos recopilado una serie de trucos y consejos que seguro te serán de gran utilidad para poder alcanzar esa inspiración que tanto necesitas.

No dejes de lado a otras personas

Por norma general cuando necesitamos inspirarnos lo habitual es que lo hagamos en solitario. Aunque esto puede funcionar, es cierto que no siempre nos va a dar buenos resultados. Por este motivo es fundamental que nos rodeemos de personas que sepamos que pueden llegar a inspirarnos, ya sea con una palabra, un gesto o incluso con una mirada. No hay que tener miedo a pedir ayuda, hasta los mejores genios lo hicieron en algún momento de su vida, simplemente tienes que elegir bien esa o esas personas que te van a ayudar a desbloquearte y reanimarán tu inspiración al instante.

Una buena idea para inspirarte es hablar de tu problema con alguien conocido, una persona de confianza a la que le puedas contar el porqué te encuentras en esa situación de bloqueo. Puede ser un amigo, un compañero de trabajo o también acudir a un profesional, mientras que te sientas cómodo hablando del tema valdrá cualquier persona. Eso sí, escucha bien lo que te dicen, puede que en alguna de sus respuestas esté la clave para inspirarte.

Otro método infalible es basarte en otras personas que sirven de inspiración. Un escritor por ejemplo, puede ser ideal, así que en estos casos te recomendamos que leas una autobiografía, Seguro que cuando la termines te surgirán miles de ideas en la cabeza. Las reuniones con otras personas que tienen tus mismos objetivos es otra buena técnica de inspiración, al igual que citarte con artistas o pensadores. Así mismo, también puedes enseñar a alguna persona algo que le interese hablando con ella y haciendo de tutor, dado que así es posible que las ideas te lluevan en la cabeza. Y por si no lo sabías, en muchas ciudades existen clubes comunitarios donde se crea un buen grupo de personas con los mismos intereses.

Inspirarse

¿Qué hay en nuestro entorno que puede inspirarnos?

Además de las personas, en nuestro entorno hay un gran número de elementos que seguro nos serán muy útiles para que nos vuelva esa inspiración que hemos perdido de forma momentánea. Lo primero que tienes que hacer al respecto es saber qué es lo que te rodea que te da energía. Pueden ser cosas muy simples, desde unas vistas a una flor o incluso una cita de algún famoso. ¡Todo vale para inspirarte! Recuerda que en tu vida cotidiana son muchos los elementos que pueden llegar a ser inspiradores. Encuentra los tuyos.

Otro truco que suele venir muy bien es escuchar música clásica. Este estilo musical es bastante complejo, lo que ayuda a abrir la mente, que esta trabaje y que aparezcan nuevas ideas. Además, escuchar música relaja y cuando estamos en modo relax nuestra mente suele trabajar mucho mejor. En el caso de que no te guste la música clásica, no te preocupes, puede valerte con cualquier otro estilo musical que te guste. ¡Pruébalo!

La lectura siempre es una fiel aliada de la inspiración, ya sea una noticia o una novela, seguro que lees una palabra o una frase que te hace cambiar el chip. Así mismo, investigar un poco sobre el problema que tienes puede ayudarte a desenredarte. En Internet existen muchas páginas en las que seguro encontrarás una buena respuesta y si no siempre es recomendable visitar portales gubernamentales o educativos, dado que tienen miles de actividades que son de gran utilidad para nuestra inspiración.

Si nada de esto te sirve puede que un viaje es la solución que andabas buscando. No tiene porqué ser a otro país, con una excursión por tu propia ciudad vale. Cambias de aires, ves cosas nuevas y cómo no… ¡abres tu mente! Haciendo un viaje la creatividad fluye de forma más rápida. Cambiar tu rutina diaria es un buen plan para inspirarte, haciendo cosas nuevas llegarás al objetivo que te has establecido y al buscar nuevas formas de arte, no solo aquellas que más practicas o te entusiasman.

Inspirándose para el trabajo

Inspírate y actúa

De nada nos sirve llegar a la inspiración si esta no la convertimos en acción. ¿Cómo lo hacemos? Existen numerosos trucos para alcanzar la meta que nos hemos propuesto en este sentido. Por ejemplo, una vez que tengamos claro cuáles son nuestras ideas deberíamos examinarlas todas, incluso aquellas que te parecen locas o excéntricas, quién sabe lo mismo en una de esas ideas de locura encuentras la inspiración que estás buscando. Por supuesto, la lluvia de ideas nunca puede faltar como método de inspiración. Coge papel y boli y apunta todo lo que se te pase por la cabeza, así podrás consultar esta lista siempre que lo necesites y llegar a inspirarte de la mejor forma posible. Por cierto, en el papel o libreta que lo hayas hecho nunca está de más que siempre que hagas algo o salgas a la calle la lleves encima: la inspiración puede llegar en cualquier momento o lugar y así sabrás que podrás apuntar todas tus ideas sea donde sea que te encuentres.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que nunca tienes que dejar la idea en el aire, aunque no sea perfecta. Es importante intentar llevarla a cabo y a medida que vayas trabajando en ella te irán surgiendo muchas más. Proponte objetivos que puedas llegar a alcanzar y no intentes hacer frente a varios problemas a la vez, ve uno a uno e intenta acabar con ellos de forma progresiva. Para esto lo ideal es hacerse una lista e ir tachando las tareas que ya se han realizado.

Ten siempre la mente despejada

Para que llegue la inspiración a nuestra mente debemos tener siempre la cabeza despejada. Para ello la positividad es muy importante. Olvídate de los “no puedo” y céntrate en afirmaciones como “¿qué otras soluciones hay?”. Para mantener la mente despejada puedes realizar ejercicio, siendo lo ideal practicar una actividad física o deporte de tres a cinco veces por semana. El deporte siempre es un buen compañero para mantener la mente bien despierta. De igual modo, también te viene bien tomar un descanso, puede que te ayude a inspirarte y que surjan nuevas ideas. Otro truco es dejar a un lado la tecnología, como el móvil, el ordenador o la televisión. Aunque en muchas ocasiones pueden ser fuente de inspiración, no viene mal de vez en cuando prescindir de estos elementos.

Finalmente puedes llegar a la inspiración llevando a cabo actividades en otro campo que no sea el tuyo. Si eres amante de la escritura ¿por qué no pruebas con la escultura o la pintura? Haz algo diferente, tu mente lo agradecerá y llegarás a inspirarte de tal manera que rápidamente encontrarás la inspiración y las respuestas que buscabas.

Foto: PublicCokelseyannveremartythelewis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...