Los 10 secretos para el éxito de una ‘startup’ según Telentoscopio

La consultora destaca la empatía, los conocimientos culturales y el establecimiento de comunidades interactivas como los aspectos clave para impulsar una ‘startup’.

Start Up Business Launch Success Business Communication Concept

Hemos comentado en muchas ocasiones que las ‘startups‘ nos despiertan a todos un gran interés cuando surgen y dan sus primeros pasos pero que, acto seguido, tendemos a olvidarnos de ellas salvo las más mediáticas. El proceso de creación de una empresa de estas características es de sobra conocido pero esto no es sino el principio de una aventura mucho más prolongada. Un camino lleno de obstáculos en el que los emprendedores deberán capear todo tipo de contratiempos. La consultora Talentoscopio ha elaborado un listado con las diez claves para que una ‘startup’ tenga éxito. Un decálogo que no se puede perder de vista.

1. Empatía

Las ‘startups’, como cualquier otra empresa, están obligadas a relacionarse con los clientes en mayor o menor proporción. Por consiguiente, conviene hacer un esfuerzo para entender las necesidades, motivaciones y preferencias de cada consumidor. La empatía, esa cualidad que consiste -resumiendo mucho el asunto- en ponerse en el lugar del otro, es una valiosa aliada para testear el perfil de cada usuario, ofrecerle un mejor servicio y, si es posible, fidelizarlo. Esto es especialmente útil en los primeros compases de actividad.

2. Cultura

Sí, la cultura es una herramienta en sí misma que nos puede ayudar a extraerle el máximo partido a nuestra idea. Tal y como la establece Talentoscopio, esta pauta iría en la dirección de mantener una mentalidad abierta cuando se trabaja con personas de diferentes procedencias o se aspira a internacionalizar el negocio. Hay que hacer un esfuerzo para comprender la manera de pensar de determinadas culturas, al fin y al cabo queremos que estas nos proporcionen más clientes.

3. Comunidades de usuarios

Aquí entramos en un aspecto que difiere bastante en función del modelo de negocio de cada ‘startup’. En cualquier caso, se trata de crear auténticas comunidades ‘online’ en las que participa tanto la empresa como los clientes y/o usuarios. Es una experiencia novedosa pero que muchas firmas incorporan ya casi por defecto al facilitar la comunicación y mejorar la fidelización.

4. Economía colaborativa

Nuevamente, no todas las empresas pueden participar por igual de esta experiencia. No obstante, cada vez más consultoras recomiendan ceder más espacio al consumo colaborativo, sobre todo entre los usuarios más jóvenes. Para ellos, abarata el coste de los servicios. Para los emprendedores, amplía el número de usuarios.

5. Innovar

Por supuesto, no todas las ‘startups’ tienen que estar relacionadas con la tecnología o con la electrónica. No obstante, sí que es una obligación común para todas ellas el incluir maneras innovadoras de gestionar su actividad así como en el servicio ofrecido a los clientes. Aunque se trate de servicios muy convencionales, hay que imprimirles una nueva visión.

6. Medición de resultados y variables

La métrica y la estadística son dos aspectos que no puedes descuidar por el bien de tu empresa (los inversores lo exigen) y por el tuyo propio (irás de cabeza en caso contrario). No dejes en segundo plano la medición de todos los resultados de la actividad de tu ‘startup’ (inversiones, gastos, ingresos, amortizaciones…).

7. Confianza

Quizá te sorprenda conocer este dato pero el 56% de los inversores consultados por Talentoscopio afirman que los máximos responsables de las ‘startups’ no inspiran toda la confianza que deberían. Este es un aspecto muy importante porque nadie a poner su dinero en manos de alguien que no muestre seriedad en su trabajo.

8. Vivir con el cambio

La flexibilidad no es solamente una obligación para las ‘startups’ sino para cualquiera que viva en el s. XXI. Los cambios se suceden a velocidades de vértigo y cualquier modelo de negocio puede quedar totalmente desfasado en cuestión de meses o pocos años. Hay que mantenerse al día de la evolución de los sectores y de los gustos de los consumidores.

9. Ilusión y buena gestión

Solo con buenas intenciones no se lleva un gran barco a buen puerto. Las mejores ideas están condenadas de inicio si los encargados de implementarlas carecen de conocimientos mínimos sobre finanzas y gestión empresarial en general. Aquí no se incluye solamente la gestión económica sino también la humana y la de las estrategias comerciales.

10. Compromiso social

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) no es tarea exclusiva de las grandes compañías. La imagen de cualquier ‘startup’ mejora al ligarse a iniciativas con trasfondo social.

Foto: © Rawpixel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...