El monje que diseñó una de las apps más exitosas del mundo

Más de 30 millones de usuarios en todo el mundo ya utilizan una aplicación de meditación creada por un ex-monje.

La app de éxito de un monje budista

Andy Puddicombe no siempre fue un monje budista. Tampoco ha sido siempre un exitoso emprendedor en el mundo de las aplicaciones para móviles. Su vida ha estado marcada por el cambio, por la redirección hacia nuevas metas y por el descubrimiento. En el pasado fue un profesional de la ciencia deportiva con una buena carrera e incluso participó como gimnasta en distintas competiciones de alto grado en Londres.

Su vida cambió cuando estaba en la veintena. El motivo fue el accidente de tráfico en el que se vio envuelto, en el que debido a un conductor borracho dos personas perdieron la vida. Él sobrevivió, pero el destino aún tenía más sorpresas negativas para él, dado que un accidente de ciclismo llevó a que su hermana perdiera la vida poco después. En ese momento la mente de Puddicombe estaba más saturada de lo que habría deseado.

Decidió dejarlo todo y encaminarse hacia un templo budista en el Himalaya donde esperaba conseguir una mayor paz en su mente y espíritu. Su objetivo inicial fue adoptar los hábitos de los monjes y vivir de esa forma hasta el último de sus días, dado que el mundo le había demostrado que era demasiado complejo y agobiante como para encajar en él.

Pero a medida que pasaban los años en el templo, Puddicombe entendía que estaba alcanzando un estado mental de plenitud en el que podría ayudar a los demás, a personas que se encontraban en su misma situación pasada y que por un motivo u otro nunca pensarían en visitar un monasterio budista. Había llegado el momento de intentar devolverle al mundo lo que le había dado a él y lo que había conseguido que Puddicombe alcanzara un estado de paz enorme. Por eso volvió a Reino Unido y se reunió con un ejecutivo con el que años después fundaría la empresa con la que triunfa ahora: Headspace.

En poco tiempo Headspace fue buscando su sitio en el mercado con un mensaje sencillo: “la meditación simplificada“. El objetivo del ex-monje era que cualquier persona pudiera conectar con su yo interior y desconectar del mundo, volver a centrarse en lo importante y recuperar toda esa esencia personal que hubiera perdido debido a la carga y saturación de la vida actual. Para ello se diseñó la aplicación de móvil que ahora mismo utilizan más de 31 millones de personas que se reparten a lo largo y ancho de 190 países.

La particularidad de la aplicación es que es el propio Andy Puddicombe el que conduce las sesiones de calma y relajación, las iniciativas de meditación que cualquier persona puede realizar esté donde esté, incluso cuando no se encuentre en su casa. Las sesiones tienen una duración de entre 3 minutos y 10 minutos en el mayor de los casos, contando con la guía del ex-monje, que se esfuerza para que no haya nadie que, escuchando sus palabras, pueda desconectar. Y la fama de sus sesiones es tal que incluso reconocen utilizar la app famosos como los actores Ryan Reynolds y Jessica Alba.

Vía: Headspace

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...