El Gobierno regulariza la atención al cliente de las empresas

Te resumimos los principales puntos de interés de esta nueva ley

Los servicios de atención al cliente de las empresas no son precisamente el orgullo de los ciudadanos, que cada vez que desean poner una reclamación o queja se enfrentan a todo un entramado burocrático que no hace sino desanimar y poner trabas a lo que es un derecho de los consumidores. Estar bien informados y poder expresar nuestro descontento hacia el servicio contratado de manera fácil y gratuita debería ser la tónica dominante, pero por lo visto el panorama actual dista mucho de alcanzar esa utopía. A raíz de las quejas de los usuarios, el Gobierno ha puesto en marcha un proyecto para regularizar los servicios de atención y comunicación al ciudadano por parte de las empresas.

Nada de llamadas en espera y largos laberintos burtocráticos.

Así lo anunció el pasado viernes en conferencia de prensa en vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmando que las empresas no siempre hacen las cosas del todo bien en este sentido, de ahí la necesidad de imponer una serie de normas regularizadoras. Según declaraciones recogidas por El Mundo, Rubalcaba añadió que es patente el «grado de insatisfacción generalizado entre los ciudadanos sobre la información que reciben de este tipo de empresas«. En concreto, el vicepresidente se refirió a compañías del ámbito audiovisual, gas, telefonía, electricidad y transportes.

Por ahora, las medidas de control solo se establecerán en aquellas empresas de más de 250 trabajadores, con el objetivo de mejorar la comunicación bilateral cliente-empresa, aumentar la transparencia de las operaciones y acabar con la letra pequeña de los contratos, evitando así ‘sorpresas’ desagradables para el usuario. El nuevo servicio de atención al cliente deberá incluir algunos puntos esenciales que te resumimos aquí:

  • Las empresas deberán disponer de un número de fax y de teléfono totalmente gratuitos, así como especificar su dirección de correo electrónico destinada a la comunicación con el usuario.
  • Las informaciones referentes a la atención del cliente deberán estar convenientemente explicadas en la página web.
  • El lenguaje utilizado para ello debe ser claro y detallado.
  • Esta misma información referente a la tramitación de reclamaciones y quejas deberá incluirse en el contrato.
  • El usuario tendrá derecho a conocer los medios de reclamación y comunicación antes de firmar.
  • No se podrán establecer números de tarificación adicional.
  • La empresa contará con el plazo de un mes para resolver las quejas. Por otro lado, no podrá pasar más de un minuto desde que el usuario presenta la queja hasta que el servicio de atención al cliente la atienda.
  • Las empresas estarán obligadas a someterse a auditorías externas obligadas con el fin de controlar el cumplimiento de todo lo anterior.

Para más información, consulta este interesante artículo en Qdiario Trabajo.

Foto por Carne Rosso en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...