Consejos para una primera reunión con una empresa de capital riesgo

Si tenemos pensado asistir a una reunión con una entidad de capital riesgo deberíamos tener en cuenta una serie de consejos.

Impresiones en reunión

Poder llevar a cabo una reunión con empresas de capital riesgo es un paso muy importante para esas nuevas entidades que quieren hacerse un hueco en el mercado. Las nuevas entidades que tengan un proyecto ambicioso deben intentar reunirse con empresas de capital riesgo cuanto antes para que así su negocio prospere rápidamente y cuente con el respaldo suficiente para ello. A menudo solemos caer en errores, principalmente cuando vamos a tener un primer contacto con este tipo de empresas. Es por ello que, en este artículo, vamos a darte algunos consejos para que tu primera reunión con una empresa de capital de riesgo sea exitosa y logres alcanzar tu objetivo de una forma cómoda y sencilla y que sea fructífera para el futuro de tu negocio.

¿Quién lleva el peso de la reunión?

Cuando tenemos fijada la fecha y hora de una reunión con una empresa de capital riesgo, lo habitual es que vayamos con numerosos papeles, documentos y una presentación muy cuidada. Todas estas cosas son muy necesarias a la hora de hacernos conocer, sin embargo no podemos caer en el error de dejar que nuestra presentación lleve el peso de la reunión.

Lo que queremos decir con esto es que en muchas ocasiones dejamos que el hilo de este encuentro esté marcado por la documentación que llevamos, cuando debemos ser nosotros los que marquemos los tiempos aunque nos vayamos basando en esa presentación que tanto hemos preparado. Lo ideal es presentar nuestra compañía y luego abrir un tiempo de discusión donde ambas partes participen de forma activa. De igual modo, es conveniente que te intereses por la empresa de capital riesgo que tienes delante, preguntar sobre su estrategia, la cartera, el riesgo y sobre todo escuchar bien lo que nos dicen.

Llevar a las personas adecuadas

Si nos presentamos casi toda la empresa en esa reunión podemos dar una sensación de inestabilidad, como si no nos fiásemos los unos de los otros. ¡Error! Hay que saber qué personas deben estar en esa reunión. Por ejemplo, el CEO y el fundador deben ser piezas claves, no pueden faltar, al igual que también es conveniente que vaya el técnico principal de la compañía. Lo ideal es presentar a un máximo de 3 personas, aunque en algunos casos también puede aparecer algún experto en materia de mercado que sepa captar las oportunidades y las competencias al vuelo. Un error que solemos cometer mucho es llevar al director financiero debido a que el director general debe saber responder todas las preguntas en términos económicos sobre la empresa.

Hacer una reunión

Demuestra que eres un buen líder

La imagen que proyectes en esa reunión dirá mucho sobre la forma de llevar tu empresa. Si te presentas como una persona carismática, organizada y con buenos dotes de gerencia, seguro que la compañía de capital riesgo no solo tendrá una buena impresión sobre ti, también la tendrá sobre la forma en que puedes organizar tu empresa. Para ello recuerda mantenerte firme en tus respuestas, que se note que conoces hasta el último rincón de tu compañía, pero siempre en un tono distendido y amigable. Ten en cuenta muy bien los tiempos para poder realizar toda tu presentación. Este tipo de reuniones no deben sobrepasar de la hora y media, por tanto 30 minutos para presentar tu compañía es más que suficiente. El tiempo restante debes destinarlo para esas discusiones que antes comentábamos, hablar con los representantes de la otra entidad o para resolver dudas o cuestiones que hayan surgido tras la presentación.

No hables más de la cuenta

Seguramente la empresa de capital riesgo te preguntará en la reunión si ya has contactado con otras compañías similares y cómo de avanzado está el negocio. Intenta no dar demasiadas explicaciones, ellos quieren saber si tu compañía es aún una buena baza o no. Por este motivo lo ideal es que respondas algo así como “hemos tenido reuniones pero aún estamos en el principio del proceso”, así dejarás entrever que cuentas con otros nombres, pero que tu compañía sigue abierta a cualquier oportunidad. Si además añades que tus reuniones han sido con empresas que cuentan con un buen posicionamiento en el mercado, mejor que mejor.

Deja a un lado el producto, céntrate en tu compañía

Una reunión con una empresa de capital riesgo no se utiliza para vender nuestro producto o servicio. Estamos equivocados si pensamos así. El objetivo de esta reunión es vender nuestra compañía. Es por ello que tenemos que demostrar que somos un gran equipo y que podemos llegar a tener un papel referente dentro del mercado. Hay que mostrarles que somos diferentes, originales, innovadores y que nuestra compañía es la que estaban buscando. No te apresures, lo importante no es cerrar el trato en este primer encuentro, lo importante es conseguir otras reuniones. Solo así se llegará al éxito. Por este motivo recuerda no revelar todos los detalles en esta primera cita, ya habrá tiempo para más.

Vía: Venturebeat

Foto: StartupStockPhotos089photoshootings

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...