Consejos para superar la ansiedad del emprendedor en momentos críticos

Los emprendedores sufren amplios niveles de ansiedad que les pueden llevar a bajar su productividad.

Consejos del emprendedor

Los momentos críticos en los que la “ansiedad del emprendedor” (término cada vez más utilizado en el sector) se apodera de nosotros nos pueden llevar a tomar malas decisiones o a dejar pasar oportunidades de éxito que nos permitan progresar. Por ello es importante que apliquemos ciertas recomendaciones para conseguir que nuestro camino se ablande y que no caigamos en la eterna oscuridad del emprendedor que no levanta cabeza debido a la negatividad que le puede llegar a rodear.

Lo primero de todo es ver qué es aquello que nos está provocando la ansiedad. ¿Qué nos lleva a sentirnos de esa manera y cómo podemos controlarlo? Primero de todo sepamos que no vamos a correr y concentrémonos en auditar lo que activa nuestra ansiedad. Y si podemos ponerle remedio de una manera inmediata: hagámoslo. Por ejemplo, hay personas que sufren mucho estrés porque a lo largo del día reciben llamadas de números falsos y cada vez que el teléfono suena aumenta su nivel de intranquilidad. En ese caso intentemos bloquear todos los números que van sonando para que al menos no puedan volvernos a llamar.

Otro de los consejos que nos ayudarán es conseguir alinearnos con aquello que buscamos ofrecer y conseguir. En ocasiones perdemos el norte y quizá por fijarnos demasiado en la competencia o en otros emprendedores, nos salimos de nuestro camino. Al salirnos de nuestro camino lo que estamos haciendo es ponernos obstáculos delante, porque seguro que nos estamos exponiendo a un tipo de entorno que desconocemos o no controlamos. Cuanto antes volvamos a nuestra línea de actuación, antes conseguiremos evitar la crisis.

Además de esto, intentemos todos los días antes de acostarnos hacer una introspección de nuestro papel a lo largo de la jornada. ¿Qué ha hecho en estas últimas horas que tengamos ansiedad? ¿qué podríamos haber hecho en su lugar para combatirlo? ¿nos arrepentimos de algo? veamos también lo positivo y saquemos beneficio de aquello que hemos logrado con tanto esfuerzo. Hay que intentar ver los dos lados de la moneda y encontrar el equilibrio entre ambos.

Y por supuesto, no olvidemos la importancia de organizarnos, de estructurar nuestro día a día y de intentar que todo esté en orden antes de comenzar a trabajar para que sea más fácil afrontar todo lo que tenemos ante nosotros. Además, aprendamos a delegar, dado que siempre podemos acabar en el fondo del estrés debido a ello y entendamos que decir “no” es algo posible para cada emprendedor. Un “no” que no tiene que ser rotundo, pero sí un “no” de “ahora no”, sino “más adelante, cuando sea posible”.

Foto: RobinHiggins

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...