Consejos para ser más atractivos y causar una mejor primera impresión

Si buscamos dar una mejor impresión cuando entablamos una conversación estos consejos os serán de gran ayuda.

space-4660847_1920

Ya sabéis que el amor y los negocios tienen más en común de lo que podamos imaginar. Y no lo decimos de una manera frívola, pero sí es cierto que cuando conocemos nuevas personas en un entorno profesional y nos relacionamos siempre nos interesa causar la mejor sensación. Eso es algo similar a cuando conocemos a alguien en territorio personal: queremos quedar bien en el primer contacto. ¿Y cómo hacerlo? ¿cómo asegurarnos puntos de éxito añadidos para conseguir dejar ese rastro positivo que queremos dar en un primer encuentro? A continuación os daremos algunos consejos.

Sonríe y ten una cara amistosa. En la mayoría de las situaciones una sonrisa nos va a ayudar a ganar muchos puntos y sobre todo un aspecto amigable, abierto, que haga más fácil que los demás entablen conversación con nosotros. Hay estudios científicos que han demostrado que la sonrisa tiene el poder de hacer más atractivas a las personas, por lo que es un recurso que siempre deberíamos utilizar. Además, nuestra sonrisa, el positivismo de nuestra imagen y lo amigables que seamos, será algo que nos ayudará a desprender un aura de éxito y seguridad. Las personas buscan rodearse de individuos como estos y no de aquellos con mala cara y negativismo.

Utiliza el humor, pero sin pasarte. Y no es necesario que lo uses de una manera directa, pero sí es importante que las personas con las que vayamos a relacionarnos vean ese humor. Resulta difícil de entender fuera de un entorno romántico, pero estamos convencidos al 100% de que también se puede aplicar en las relaciones empresariales.

El experimento que demostró el valor del humor se desarrolló de la siguiente manera. En un bar se pidió a varios hombres que hicieran o no hicieran una broma a sus amigos de mesa mientras cerca de ellos había una mujer a la que le intentarían pedir el número de teléfono después. En todos los casos se demostró que la mujer respondía de una manera más amigable y con facilidad de dar su teléfono a aquellos hombres que antes de venir a hablar con ella habían hecho una broma entre sus compañeros de mesa. Aún sin haber estado presente y escuchar la broma, la mujer sí había captado las vibraciones que había generado ese hombre entre los amigos con los que estaba sentados al contarles la broma en cuestión. Eso es algo que indudablemente podemos aplicar a los negocios.

Por ejemplo, en un evento comenzamos a charlar con un posible contacto de interés después de haber dejado una conversación previa entre risas por haber hecho una broma. Esas buenas vibraciones serán una forma de preparar el terreno y de que la nueva persona con la que hablemos esté más abierta a reaccionar de una manera adecuada hacia nosotros.

woman-977020_1920

De la misma manera es importante que intentemos estar siempre rodeados de amigos y conocidos del mundo empresarial a diferencia del perfil de hombre solitario que durante las fiestas y eventos siempre está solo sin conversar. Eso también ayudará a nuestro posible acercamiento a otras personas. Cuando buscamos pareja se recomienda que hagamos conversaciones profundas y que intentemos evitar la palabrería. Para los negocios esto es algo en lo que se puede discrepar, dado que a nadie le gusta hablar de intimidades o asuntos profundos con una persona con la que podemos llegar a trabajar o colaborar. Pero en vez de hablar sobre el tiempo o lo divertida que es la fiesta, sí que sería adecuado buscar un tema común sobre trabajo y comenzar a partir de ahí, aunque siempre con relajación.

Sé siempre amable, simpático y atento. A nadie le debería costar mostrar empatía y educación. Además de esto, intenta mantener una alta autoridad que demuestre tu fuerza de carácter, algo que en el mundo empresarial es especialmente importante. Por otro lado, no tengas miedo en abandonar el evento, reunión o encuentro de coworking cuando creas que ha llegado el momento. Alargar la estancia en este tipo de celebraciones solo puede llevar a mostrar una falta de agenda, una ausencia de carácter en cuanto a la importancia que le damos a nuestro tiempo. Por regla general si abandonamos la fiesta en un momento concreto, ni demasiado pronto, ni demasiado tarde, exactamente en el momento justo, lo que haremos será dejar a las personas con las que nos hemos relacionado con «ganas de más».

Y eso puede ser lo que nos diferencia de quienes intentan estar encima de sus contactos de interés durante horas por mucho que no tengan nada interesante de lo que hablar. Siempre hay que saber cómo comportarse, buscar el punto medio de nuestra participación en encuentros públicos e intentar que nuestro tiempo valga el doble de lo que podría valer el de una persona que simplemente deambula esperando que alguien le dé una buena conversación. Los resultados terminarán llegando antes o después.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...