Consejos fundamentales para elegir un nuevo socio para nuestro negocio

Hay ciertos aspectos que debemos tener muy en cuenta cuando nos planteamos elegir un nuevo socio para nuestro negocio.

Socios de empresas

Muchas veces caemos en el error de creer que en el momento en el cual abrimos un negocio, es cuando elegimos el socio que nos acompañará en el camino. Aunque si bien es cierto que este suele ser el movimiento habitual, a medida que pasan los años o dependiendo de las diferentes etapas o fases que tenga una empresa, quizás es conveniente que añadamos otro socio más. El principal objetivo de estas adhesiones es contar con una mayor liquidez, aunque también es común hacerlo para renovar la imagen de la empresa, tener una nueva visión, compartir la toma de decisiones y las responsabilidades e incluso llevar mejor la administración de la misma.

En cualquier caso, sea cual sea el momento que necesites buscar un socio, debes tener claro que no te sirve cualquiera: hay que escogerlo bien. Por este motivo es importante que tengas en cuenta lo que te vamos a comentar para que no cometas errores y te encuentres con un socio equivocado en el mejor momento de tu vida empresarial.

Socio y amigo no van de la mano

Podemos entender que, en el momento de elegir un socio, intentes siempre que sea tu amigo porque creas que con él vas a trabajar estupendamente. No lo dudamos, sin embargo una relación empresarial no tiene nada que ver con una amistad, y de hecho en muchas ocasiones puede llegar a ser contraproducente. A veces ocurre que para no enemistarte con ese socio, no tomas las decisiones adecuadas para la empresa, lo que puede llegar a ser perjudicial para tu negocio. Por este motivo hay que saber diferenciar en lo que es llevarse bien con una persona y lo que realmente puede funcionar en una empresa.

Mismos objetivos, mismos valores

No todo el mundo tiene la misma visión para un negocio y, aunque en un principio puede ser un camino de rosas, a la largo del tiempo si tu socio no comparte tus ideas o tus valores, se puede convertir en una verdadera guerra. Por ello lo ideal es que cuando escojas a tu socio tengas claro que comparte los mismos sentimientos empresariales que tú para evitar cualquier controversia o problema que pueda hacer que tu empresa desaparezca.

Socios de empresa

¿Cómo es tu futuro socio?

Para trabajar codo con codo con una persona primero hay que conocerla bien y esto es lo que te aconsejamos en este punto. No tomes decisiones a la ligera, date un tiempo para profundizar un poco en la vida de esa persona que quieres que sea tu socio. No hace falta que te sepas la letra del DNI, pero sí está bien que conozcas su currículum, sus estudios, los años de experiencia, o incluso que preguntes por sus referencias. Así seguro que te quedas más tranquilo.

Hay que complementarse

Cuando necesites un socio no te pongas a buscar una persona que sea igual que tú. Está bien que compartáis muchas cosas, pero en realidad lo que necesitas de verdad es un buen complemento, alguien que vaya de la mano contigo. Es decir, que juntos suméis y podáis aportar cosas positivas al negocio. Así seguro que os haréis más fuertes.

Después de ver todas estas cosas, en definitiva, lo que tienes que buscar de un socio es que tenga una visión compartida del negocio, que juntos podáis agrupar todos los recursos y elementos necesarios para que la empresa prospere adecuadamente.

El caso de Juan Valdez

Todo lo que acabamos de contarte es muy importante para que tu negocio sea perfecto y seguro que estos consejos le hubieran venido bien a las cafeterías Juan Valdez. Por si no los sabías, estos establecimientos han cerrado y la causa está bien clara: se ha elegido un mal socio en México. La marca del franquiciado en esta región no cumplió con lo que se establecía en el contrato y tuvo que cerrar sus puertas en el país, lo que provocó que su plan de expansión desapareciera rápidamente.

Este es un claro ejemplo de la importancia que tiene elegir un buen socio para el negocio, puesto que una mala elección puede hacer que todo se vaya a pique y frenar el desarrollo y el crecimiento de la compañía. Lo que ocurrió con Juan Valdez es que escogió como socio a Kaffeehaus, y esta entidad tenía como misión abrir 100 tiendas en México, sin embargo solo ha sido capaz de poner en marcha 10 desde el año 2013. Un motivo de peso que ha provocado el cierre. A pesar de este fracaso, Juan Valdez pretende volver a las tierras mexicanas en un futuro teniendo en cuenta que la marca colombiana tiene una gran reputación en su país de origen, además de estar bien posicionada, por lo que cuenta con un gran respaldo para volver a meterse en una aventura de este tipo. Pero ahora para seguir expandiéndose de forma internacional, Juan Valdez lo tiene claro: busca socios con experiencia que tengan un buen capital y sobre todo, compromiso.

Foto: 889520geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...