Ventas por adelantado para combatir la crisis

Los negocios buscan alternativas que les permitan seguir teniendo ingresos en este periodo de lucha contra el coronavirus.

hotel-1330850_1920

Los negocios de distintos sectores que se han visto afectados por el COVID-19 se están planteando cualquier tipo de posibilidad para salir del paso y no desaparecer. La situación es mala y problemática, tanto que llega un punto en el cual los empresarios y emprendedores se bloquean porque todo parece demasiado oscuro en el horizonte. Se ven obligados a cerrar y no todos los negocios pueden saltar al terreno online para sobrevivir, ya que en muchos casos parece una misión imposible.

Hay sectores que se han visto más afectados que otros. Pongamos por ejemplo los hoteles. Ahora mismo nadie se está planteando irse de vacaciones, salvo quienes por el confinamiento se encuentran demasiado agobiados y lo único que quieren hacer es desconectar de la situación refugiándose en la antigua normalidad que todavía perdura en un espacio en sus cabezas. Los hoteles sufren y se plantean qué pueden hacer para continuar adelante. Las habitaciones están vacías, las cocinas prácticamente no tienen movimiento, el servicio de lavandería se plantea cómo en poco tiempo se han dejado de lavar sábanas y toallas de forma drástica.

¿Qué pueden hacer los hoteles para sobrevivir y continuar teniendo ingresos? Una de las ideas que se ha puesto en marcha y que está teniendo cada vez más éxito por parte de los empresarios es la venta por adelantado. A nadie le gusta optar por algo así, porque indudablemente va a descuadrar las cuentas en el futuro, pero ante una línea de ingresos plana que se ve dirigida al desastre debido a que sigue habiendo gastos, es lo único que se puede hacer.

¿Pero cómo introducir esta medida? El mejor ejemplo lo tienen algunas cadenas hoteleras que ya han comenzado con ello. Lo que están haciendo es ofrecer reservas a largo plazo, en casos con unas fechas concretas que miran con optimismo al futuro y en otros casos sin plazos determinados y flexibilidad de reserva. En cualquier caso, no se están ofreciendo volúmenes completos de la totalidad de las habitaciones, sino porcentajes que después a largo plazo permitan que los hoteles continúen dando servicio a los clientes que aparezcan en el futuro y que así más adelante sigan teniendo nuevos ingresos.

hotel-1749602_1920

Dentro de este panorama lo menos arriesgado para la supervivencia futura del negocio son las reservas con flexibilidad, puesto que no van a dejar al hotel sin habitaciones en momentos críticos que aún están por venir. Es decir, repartiendo estas ventas a plazo se puede asegurar que más adelante habrá espacio suficiente para seguir haciendo caja. Habrá meses en los que se ingresará menos, pero la gestora del hotel tendrá la seguridad de que al menos habrá salvado el negocio y los puestos de trabajo que se atribuyen al mismo.

Esta venta por adelantado también se está aplicando a otros sectores y no solo al de los hoteles y el alojamiento. También nos lo hemos encontrado en algunas agencias de viajes, en el caso de restaurantes o incluso en la adquisición de productos tecnológicos que aún no están disponibles. De lo que se trata es de intentar que los negocios que se han estancado de lleno, que han dejado de introducir ingresos debido al COVID-19, vuelvan a tener una fuente de ganancias que les ayude a la hora de evitar el cierre o de conseguir mandar al paro a la menor cantidad posible de personas. No es fácil, pero en este tipo de caso hay que hacer todo lo posible para sobrevivir.

Si nos encontramos en este tipo de posición y ya hemos decidido que la venta por adelantado se puede transformar en nuestro salvoconducto para superar esta crisis, tendremos que tener algunos factores en cuenta. Lo más importante es que definamos toda la oferta que estamos haciendo a los clientes de una manera rigurosa. Hay que incluir la máxima información posible y dejar claro hasta el último de los puntos relacionado con la propuesta. Estamos en un momento crítico y en el cual todo resulta complicado, por lo que lo importante es que evitemos cualquier tipo de confrontación o de situación que produzca malestar. Por eso nos tenemos que asegurar de que todo lo que ofrecemos en venta adelantada está claro y que el cliente sabe perfectamente por qué está pagando. De esa manera obtendremos el mejor índice de satisfacción en el momento la crisis termine y podamos cumplir con aquello que los clientes han pagado por adelantado.

Por otro lado, es importante que mantengamos la humildad de nuestro negocio y que en todo momento agradezcamos a nuestros clientes el apoyo que nos están proporcionando. Al fin y al cabo, todas las partes están haciendo un esfuerzo. Nosotros al definir un servicio del que se podrán beneficiar los clientes y con el cual posiblemente estén ahorrando respecto a los precios normales, y ellos porque están utilizando su presupuesto en un momento sensible en el cual sería más fácil guardar el dinero por lo que pudiera ocurrir.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...