Tras la búsqueda del nombre ideal para nuestro negocio

Si necesitáis ideas para elegir el nombre de vuestra empresa o producto muy atentos a los consejos que os damos.

young-791849_1280

Tenemos una idea que queremos comercializar y una visión clara de cómo va a ser nuestro negocio. Pero todavía nos falta el nombre. Y ese es un problema importante. Por ello nos ponemos a pensar y a intentar llegar a una conclusión sobre cuál debería ser el nombre ideal, aunque hay claras dudas y cuestiones a tener en cuenta. ¿Qué consejos os podemos dar para ayudaros en vuestra misión?

La base de la elección del nombre

Tenemos que ser conscientes de que el nombre de nuestra empresa tiene que ser una representación de nuestra filosofía, de aquello que nos caracteriza. Para ello haremos balance de las ideas que tenemos, del enfoque que estamos adoptando y de lo que queremos transmitir. Tener todo esto claro nos ayudará a que hagamos la mejor elección posible de nombre.

Pegadizo y recordable

Nos tenemos que asegurar de que el nombre que elegimos es fácil de recordar. Al mismo tiempo también debería ser pegadizo y tener algo que enganche. Si el nombre puede ser corto, mejor que mejor. Eso ayudará a que resulte más fácil pronunciarlo y recordarlo. Además, rizando el rizo podemos decir que es preferible que el nombre sea aplicable en distintos idiomas y que no se trate de un nombre localizado en un idioma determinado salvo que esto pueda encontrarse relacionado con nuestro negocio o tipo de producto.

Hay que dar información

El nombre es un elemento perfecto para que podamos dar información crucial sobre alguno de los aspectos de nuestro negocio. Podemos usar el espacio de nuestro nombre para compartir información sobre uno de los fundadores o de la familia que se encuentra al frente del negocio. Es algo que hemos visto, por ejemplo, en el caso de la cadena de restaurantes McDonald’s o las empresas Hewlett-Packard y Disney, entre muchas otras. También podemos usarlo con la intención de indicar la localización de la empresa, para lo cual tendríamos que incluir en el nombre de la empresa la ciudad o lugar de procedencia (opciones como Pizzería Madrid, Madrid Ventanas o Madrid Fotos). Otra de las opciones es introducir en el nombre un elemento característico del servicio que damos, como si se trata de una pizzería indicar la palabra «Pizza» en el nombre junto a otra parte personalizada que nosotros definamos.

Otras dos buenas opciones para el nombre implican dar una idea de porqué destacamos y hacer uso de palabras de moda. En el primer grupo podríamos incluir negocios con nombres como «Pizzas baratas», mientras que las palabras modernas cambian con el paso del tiempo, lo que implica cierto riesgo. Podemos intentar que sea una palabra de moda que pensemos que va a mantenerse entre nuestra sociedad a lo largo de las décadas, pero siempre con cierto análisis antes de tomar una decisión para evitar problemas futuros.

concept-1868728_1280

Transmitir vibraciones positivas

Como dice el refranero popular, lo que sembramos es lo que recogeremos después. Si elegimos un nombre que transmita sensaciones positivas será también lo que obtendremos por parte del público. Al compartir un sentimiento agradable con los clientes no solo les atraeremos, sino que haremos que la interacción con ellos comience de primeras con buen pie. Por ejemplo, podríamos elegir un nombre como Pizzas felices para una pizzería. Nuestros clientes sabrían que preparamos pizzas y que además somos gente feliz, por lo que las posibilidades de que les transmitamos una parte de esa felicidad a ellos son altas.

Apuesta por la originalidad

Perdurar en el tiempo no es fácil, pero lo vamos a conseguir con más facilidad si elegimos un nombre que sea original y que no se encuentre demasiado utilizado tanto en nuestro país como en otros mercados. A lo que nos arriesgamos con un nombre poco original es a que no se forme una buena imagen cara al público, que podría no identificarnos con facilidad ante muchos otros nombres que resultarían demasiado parecidos. A veces el nombre que elegimos no es tan identificable como un negocio como pudiéramos imaginar, pero si se trata de una elección original se puede crear una marca de gran fuerza. Recordemos que muchos de los nombres utilizados por empresas de éxito resultan extraños y no tienen una relación directa con el mercado al que representan. Por eso mismo tendríamos que apostar, por encima de todo, por los nombres originales.

Evita disputas

El proceso de elección de nombre no es sencillo y nos tenemos que fijar en multitud de aspectos antes de tomar una decisión definitiva. Algo importante es que nos aseguremos de que el nombre no está siendo utilizado por una empresa, un producto o una marca. Es conveniente que usemos Internet para comprobar la disponibilidad del dominio web del nombre elegido y la comprobación del registro de marcas y empresas con la intención de asegurarnos de que no nos vamos a encontrar con ningún problema o disputa relacionada con la propiedad del nombre.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...