Todo lo que hay que saber sobre la baja por maternidad siendo autónoma

Os hablamos de la baja por maternidad siendo autónoma por si os encontráis en este tipo de situación.

Trabajadora por cuenta propia

Cuando una mujer trabaja dentro del régimen de autónomos, una de sus mayores preocupaciones llega en el momento en el cual se queda embarazada, puesto que surgen ciertas dudas sobre si es posible pedir la baja por maternidad. Esta baja también se puede pedir en caso de adopción o tutelaje. Si te encuentras en esta situación debes saber que una trabajadora autónoma tiene derecho a pedirse esta baja, siempre teniendo en cuenta los requisitos que se imponen dentro de la normativa vigente. ¿Eres autónoma?, ¿quieres pedir una baja de maternidad? A continuación te informamos de todo lo que debes saber.

Requisitos que hay que cumplir para pedir la baja siendo autónoma

Para poder pedir una baja por maternidad siendo autónoma lo primero que debemos saber es cuáles son los requisitos que nos impone la normativa. En primer lugar todas las trabajadoras autónomas deben estar afiliadas a la Seguridad Social y por supuesto dadas de alta en este régimen, además de tener todas las cuotas pagadas hasta el momento de pedir la baja. Si se cumplen todos estos requisitos, otro aspecto fundamental que hay que tener en cuenta es tener un periodo mínimo de cotización acumulado que dependerá de la edad que tenga la trabajadora.

En el caso de contar con menos de 21 años no hace falta que haya un periodo mínimo cotizado, sin embargo si la edad está comprendida entre los 21 y los 26, la trabajadora debe haber cotizado como mínimo 90 días en los últimos 7 años anteriores a la baja o en su defecto cotizar 180 días en toda su vida laboral. Finalmente, para las mayores de 26 años el periodo mínimo de cotización es de 180 días durante los 7 años anteriores y respecto a la vida laboral general el periodo será de 360 días.

¿Cuánto dura una baja de maternidad para autónomas?

Todas aquellas trabajadoras autónomas que pidan una baja por maternidad podrán disfrutar de la misma, siempre que cumplan todos los requisitos establecidos por un periodo máximo de 16 semanas. Este tiempo empieza a contar desde el primer día en el cual ya se está de descanso. En el caso de que la autónoma necesite cuidados especiales u hospitalización, este periodo puede alargarse, aunque dependerá de cada caso. Además, si así lo desea, la trabajadora puede ceder un máximo de 10 semanas al otro progenitor, aunque por ley las primeras 6 semanas después del parto o la adopción son obligatorias para las mujeres.

Cantidad que percibe una autónoma durante su baja por maternidad

Las trabajadoras autónomas que se encuentren de baja por maternidad recibirán el 100% de su base reguladora. Dicha base se estipula a partir de la base que está determinada para las bajas por incapacidad temporal, las llamadas IT. En el caso de que una autónoma tenga el salario mínimo, 919.80 euros y una cuota de 275 euros, la cantidad que recibirá durante su periodo de baja será de 884.40 euros al mes. Dependiendo del salario que perciba y la cuota que pague, esta cantidad podrá variar, siendo esta lo mínimo que se puede recibir.

Autónoma y embarazo

¿Cómo solicitar la baja por maternidad siendo autónoma?

En el caso de que se cumplan todos los requisitos establecidos por la normativa y se tengan claros los otros datos, una trabajadora autónoma puede solicitar la baja por maternidad siempre. Para ello lo primero que debe tener es el documento de baja expedido por el médico y posteriormente acudir a la Seguridad Social para poder realizar una petición formal de lo que se desea. En el caso de querer llevar a cabo esta solicitud, la trabajadora debe tener vigente el DNI o NIE y aportar el modelo oficial de Declaración de situación de actividad. Además, también tiene que presentar un informe de maternidad y el Libro de familia o, en su defecto, el certificado en el Registro Civil del hijo. Si la autónoma desea pedir una baja por maternidad a tiempo parcial, habrá que incluir otro informe en el que se especifique cómo se va a seguir realizando la actividad a la que se dedica.

Otros aspectos a tener en cuenta

Además de todo lo que ya te hemos contado, hay otros aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de pedir la baja por maternidad. Si eres una trabajadora autónoma que cuenta con más de 21 años y no llegas al mínimo de cotización, tienes la posibilidad de pedir el subsidio por maternidad al INSS. Se trata de una ayuda económica que perciben estas mujeres por un periodo de tiempo de 42 días, siendo la cantidad estipulada de 17.75 euros diarios. En el caso de que se trate de un parto múltiple, haya problemas de enfermedad o solo haya un padre, entre otras situaciones especiales, este periodo se puede ampliar hasta 14 días más.

Para las mujeres que tienen pluriactividad, la baja por maternidad se aplicará en cualquiera de los regímenes siempre que se cumplan los requisitos para ambos. Y si se es una trabajadora autónoma víctima de violencia de género, en el momento en el cual se pide la baja no hay que pagar la cuota ni cotizar en la Seguridad Social por un periodo de 6 meses. Finalmente, también hay que hacer referencia a las modificaciones que se han incluido en la nueva Ley del Trabajo Autónomo. Así, se podrá disfrutar de una bonificación del 100% en la cuota y no habrá que cotizar durante las 16 semanas que dure la baja. Una vez la trabajadora vuelva a su actividad, con el margen de los dos años sujetos a la baja, se puede pedir una bonificación de tarifa plana durante 12 meses siempre que se cotice por la base mínima y no habiendo pedido la baja por maternidad a tiempo parcial.

Foto: 1041483 – tasha

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...