Six Sigma: La Empresa hacia el Error Cero

six-sigma-logo.JPGEl origen de esta metodología se remonta a los años 80, cuando el Ing. Bill Smith comienza a reducir la variabilidad de los procesos con el fin de mejorarlos (motorola – 1987), se establece el objetivo de alcanzar los 3.4 defectos por millón en todos los procesos de la empresa compañía. En España, una empresa modelo que aplica esta metodología es Telefónica; a nivel mundial es aplicado también por Ericsson, Kodak, Sony, Toshiba, Ford, Black and Decker, entre otras.

Pero ¿cómo eliminar errores en los procesos?, ¿acaso Six Sigma lo hace por si sola?. Para responder esto debemos ponernos a pensar y razonar que ninguna metodología trabaja por si misma, una cosa es la teoría y otra la aplicación; la primera fase de aplicar Six Sigma consiste en emplear una lógica secuencial que consiste en determinar que para eliminar un defecto primero debo encontrar su causa y esto se obtiene midiendo el nivel de desempeño de un proceso o producto, haciendo esto no habrán defectos y permitirá a la empresa mejorar drásticamente sus resultados finales, diseñando y supervisando sus actividades de manera eficiente eliminando los errores que afecten la calidad y la imagen que se trasmite al cliente.

El resultado final será la mejora continua y la reducción de costos innecesarios generados por la mala calidad y perdida de tiempo y horas de trabajo por medio de la reducción de defectos en todo tipo de procesos a su mínima expresión, el resultado es la satisfacción de los clientes y la mejora continua con los consiguientes beneficios para los accionistas y socios.

Como habíamos indicado, Six Sigma busca reducir los defectos; sin embargo esta reducción se espera alcance el nivel de 3.4 defectos por millón, lo que significa casi cero defectos. Esta reducción de defectos del nivel actual al nivel de casi cero permitirá a la organización generar ahorros que según estudios se calculan en un aproximado del 40% de sus ingresos.

Representación:

Six Sigma = 3.4. D.P.M.O
Six Sigma = 3.4 defectos por millón de oportunidades
Six Sigma es equivalente a cero defectos que representa un nivel de funcionamiento correcto del 99.9997 por 100; donde los defectos en procesos y productos son prácticamente inexistentes.

six-sigma.JPG

Equivalencias Six Sigma:

6 sigma es 3.4 defectos por millón
6 sigma es 0.34 defectos por 100 mil
6 sigma es 0.034 defectos por 10 mil
6 sigma es 0.0034 defectos por mil
6 sigma es 0.00034 defectos por 100

El nivel de calidad Six Sigma correspondiente a 3,4 defectos por millón de observaciones, el cual se considera un nivel de calidad excelente y, por tanto, un objetivo estratégico a alcanzar por una empresa que pretende la satisfacción de sus clientes.

Los DPMO (defectos por millón de oportunidades) se calculan dividiendo el total de defectos encontrados por el total de defectos posibles, y el resultado de ello multiplicado por 1,000,000.


¿Porqué Aplicar Six Sigma?

Esta metodología se justifica en cuanto puede ser aplicada a procesos o subprocesos y a cualquier área de la empresa; asimismo está basada en resultados obtenidos mediante cálculos comprobables. Six Sigma representa además para la empresa, una medida de rendimiento de los procesos, ayuda con la mejora e imagen del negocio y establece una metodología sistemática y ordenada de mejora de la calidad en forma continua.

Hay que considerar que el factor humano capacitado juega un rol preponderante, ya que es el que se verá involucrado en desarrollar el proyecto de aplicación de esta técnica; esto a su vez permite integrar el factor humano en todas las áreas, creando una infraestructura humana altamente eficiente (Champions, Master Black Belt, Black Belt y Green Belt) que lideran, actúan, aplican y llevan a buen término las propuestas.

Seis principios de Six Sigma

Esta herramienta de gestión se basa en seis principios fundamentales que deben ser cuidadosamente observados:

Principio 1: Enfoque genuino en el cliente, el cliente es la razón de ser y el beneficiado con el ahorro en costos ya que esto se verá traducido en un menor precio del producto que este cliente comprará.

Principio 2: Dirección basada en datos y hechos, esto se relaciona con establecer cuáles son las medidas claves a medir, pasando luego a la recolección de datos para su posterior análisis. Permite con este método identificar y definir los problemas atacando las causas raíces o fundamentales que los originan.

Principio 3: Los procesos están donde está la acción, donde hay trabajo hay procesos, donde se plantea un proyecto también.

Principio 4: Dirección pro activa, los líderes son los que deben dar la pauta de trabajo y marcar el camino.

Principio 5: Colaboración sin barreras, lo que implica trabajo en equipo, mejor comunicación y una mejor distribución de las labores.

Principio 6: Búsqueda de la perfección.

Etapas de Aplicación de esta Metodología:

Podemos resumirlas brevemente en cinco etapas fundamentales:

Definir el problema, esta etapa implica ubicar los problemas y priorizarlos para empezar por el que perjudica más a la empresa.

Medir, esta etapa te permite identificar que medir y emplear indicadores de efectividad y eficiencia para determinar procesos críticos.

Analizar, permite descubrir las causas reales de los problemas para ello pueden emplearse herramientas como el diagrama causa-efecto o diagrama de Pareto.

Mejorar, la mejora continua debe ser el objetivo, se pueden emplear en esta etapa técnicas complementarias como el Benchmarking o la técnica del Just in Time (justo a tiempo).

Controlar, esta etapa contempla verificar la evolución del proyecto y medir su estabilidad mediante el empleo de alertas en los indicadores; asimismo es importante establecer controles que aseguren la sostenibilidad de las mejoras introducidas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...