Mulán llega a Disney Plus, pero con una tarifa extra

Si queremos ver la película Mulán en su nueva versión en acción real tendremos que pagar un extra incluso siendo suscriptores de Disney Plus.

Desde hace tiempo el público se preguntaba qué iba a pasar con el estreno de la película Mulán, aplazado en los cines debido a la pandemia. La empresa tenía serias dudas sobre qué hacer con el film a la vista de que se trataba de uno de sus grandes estrenos, la adaptación en acción real de otro de sus clásicos Disney.

Muchas voces pedían a Disney que, aprovechando la existencia de Disney Plus, su servicio de streaming, lanzaran la película en el mismo. Sin duda, esto habría derivado en un aumento significativo de la cantidad de usuarios que estarían pagando por la suscripción. Otra de las ideas era aplazar el estreno al próximo año 2021, pero eso es algo complicado, ya que se encontraría con las películas de 2021 y aplazo tras aplazo sería, en definitiva, una historia que nunca terminaría. También había quien pedía que se vendiera digitalmente, en DVD o que se estrenara en cines de una forma limitada.

Al final Disney ha tomado una decisión y lo que ha hecho ha sido algo que, en cierta manera, nadie se imaginaba. Porque es verdad que han optado por añadir la película a Disney Plus, pero lo han hecho de una manera distinta que llevará a que los suscriptores tengan que pagar para poder verla.

El plan de Disney es cobrar 29.99 dólares para los usuarios suscritos a Disney+ que quieran ver la película. Es decir, esa cantidad la tendremos que sumar a la factura de la suscripción mensual. No es que a partir de ese momento comenzaremos a pagar casi 30 dólares, sino que si estamos pagando 10, ese mes pagaremos 40, porque estaremos «comprando» la película.

Lo que ocurrirá en una cuenta de Disney Plus cuando hagamos el pago de Mulán es que desbloquearemos el visionado de la película. Es decir, que no pagamos para verla una vez como se suele hacer con el alquiler digital (el cual es, por supuesto, mucho más barato). Lo que hacemos es pagar por ella y dejarla en nuestra biblioteca de Disney Plus para verla todas las veces que queramos. ¿Y quienes no paguen? En principio no tendrán la oportunidad de ver la película durante mucho, mucho tiempo, o quizá nunca si no hacen el pago. Esto es algo totalmente nuevo y se desconoce cuáles son las intenciones que tiene Disney a largo plazo. A todo el sector le ha cogido muy de sorpresa por la novedad que resulta para el público.

Pensemos en que la estrategia podría extenderse de una forma inevitable en otros servicios de streaming. Imaginemos que esto hubiera ocurrido tiempo atrás, ¿habría elegido Netflix hacer algo similar para ofrecernos la exitosa película El irlandés, dirigida por Scorsese? Sería el tipo de proyecto que encajaría con esta filosofía de «paga extra para ver lo mejor». Ahora mismo nadie quiere imaginar que la idea que ha tenido Disney, tan marcada por la avaricia que asusta, vaya a tener repercusión en los servicios de la competencia. La propia Disney dice que este es un caso puntual y que no tienen intención de repetirlo ni de convertirlo en algo habitual.

¿Pero podemos creerles? Nosotros diríamos que no. Al fin y al cabo, cuando una nueva idea, aunque polémica, se confirma que proporciona dinero, lo frecuente es que se trate de abusar de ella todo lo posible para llegar a obtener la mayor cantidad de beneficios. Disney se justifica indicando que han tenido que hacerlo porque el presupuesto de una película como Mulán está muy lejos del presupuesto que normalmente tienen las producciones que se realizan de forma originaria para el servicio Disney Plus. En cierta manera esperan que así el problema en el que se han visto con la pandemia no lleve a que Mulán se convierta en un gran desastre en cuanto a su recaudación, puesto que tenían muchas esperanzas puestas en la película.

Por supuesto, en general la decisión no ha gustado al público, que opina que 30 dólares por ver la película es un precio demasiado elevado. Hay que tener en cuenta que no disfrutamos de la experiencia del cine, que puede que no veamos la película en su máximo esplendor si no tenemos una televisión de última generación y que aunque la pueda ver toda la familia, proporcionalmente sigue siendo cara. Por otro lado, si Disney no tiene intención de continuar con esta idea, es una empresa tan grande y de tantos ingresos que seguro que podría haber tenido el gesto con sus suscriptores, cantidad que ya ha llegado a 100 millones de cuentas de pago, de darles la película gratis, aunque fuera un fin de semana y luego ocultarla tras una pasarela de pago.

Pero seguramente quieran aprovechar el momento para experimentar y así ver si hay más oportunidades de hacerlo. Al fin y al cabo, la película La viuda negra de Marvel también está en una situación similar y quién sabe si seguirá el camino de Mulán.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...