La OPEP pretende recortar al máximo posible la extracción de barriles

La OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) se está preparando para anunciar el mayor recorte de producción de la historia, que pretender servir para ganar la lucha de contención de precios, acabando así con una caída generalizada en mitad de la recesión mundial.

La OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) se está preparando para anunciar el mayor recorte de producción de la historia, que pretender servir para ganar la lucha de contención de precios, acabando así con una caída generalizada en mitad de la recesión mundial.

El recorte de extracción asciende a dos millones de barriles al día, que supone el equivalente al 2,5 por ciento de la producción mundial. Pese a que todavía es un rumor y no está aprobado, todos los expertos dan por hecho que se llevará a cabo. Se trata del tercer recorte anunciado por la OPEP durante el último trimestre de 2008, y entra en la parte final de las promesas de reducción de producción que ya se establecieron como objetivo.

La OPEP ha solicitado además a los países que no son miembros de la organización pero que, sin embargo, son importantes productores (como Rusia), a aplicar severos recortes en la producción llegando a más de medio millón de barriles diarios menos, con el objetivo de que de esa manera se impida que los precios del barril caigan aún más.
La organización está bloqueada e inmersa durante los últimos meses en una desesperada carrera para ponerse al día con la caída del consumo de petróleo en todo el mundo. La repentina crisis económica hizo caer en picado la demanda del oro negro y ha aumentado los suministros de petróleo, haciendo caer en picado y a una velocidad nunca vista hasta ahora en la historia la cotización del barril.


Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo representan en la actualidad el 40 por ciento de las reservas mundiales de petróleo, durante el último trimestre de 2008 se reunieron con mucha intensidad, para actuar con decisión ante las cada vez mayores presiones de las grandes compañías de sus respectivos países por la bajada espectacular de beneficios por barril.
Sin embargo, las continuas reuniones y amenazas de la OPEP no han servido para nada, ya que los precios del petróleo siguen cayendo a pesar de los numerosos rumores de recortes de producción.
Entre julio y diciembre de 2008, los precios de cotización del barril de petróleo bajaron hasta un 70 por ciento. Tras los históricos aumentos que llegaron hasta los 145 dólares por barril, se desplomaron hasta los 40 dólares a principios de diciembre.
Los analistas consideran que la situación actual se debe a que la oferta es muy superior a la demanda, lo que hace que los inventarios sean también más altos de lo normal. Para volver a equilibrar la situación, es necesario realizar un recorte en la producción de alrededor de dos millones de barriles.

Por el momento Rusia, que es el mayor productor mundial no miembro de la OPEP, ya envió una delegación de alto nivel a Argela para iniciar que está dispuesta a reducir considerablemente su producción con el objetivo de ayudar a subir los precios de nuevo. También hay otros no miembros de la OPEP que han colaborado en muchas ocasiones con la organización, como Noruega, que por ahora ha descartado llevar a cabo el recorte.

Varios miembros de la OPEP se han presionado mutuamente para que se aplique un gran recorte en la producción. Los representantes de países árabes se han pronunciado a favor de la propuesta que recoge el mayor recorte de la historia en la producción de petróleo, mientras que Venezuela e Irán han ido más allá y propusieron que la OPEP recorte drásticamente la producción de barriles con el objetivo de que los precios vuelvan a subir a un nivel alto y lograr así reestructurar sus presupuestos públicos.

El Ministro de Petróleo de Venezuela se pronunció ante los medios en diciembre para declarar que hay que adoptar una decisión muy contundente que de ejemplo al mercado. Lo importante, resaltó, es que se llegó a un gran consenso, y que todos los miembros están de acuerdo en aplicar una reducción considerable de la producción.
El mayor problema al que se enfrenta la OPEP en la actualidad es el incumplimiento de los acuerdos anteriores. Todos se han cumplido pero de una manera bastante irregular. Incluso cuando los productores acordaron reducir su producción en un millón y medio de barriles diarios a finales de octubre, por ejemplo, no todos los países llegaron a aplicar esos recortes. Aunque las estimaciones varían en función de diferentes organismos que se consulten, los analistas creen que los productores de la OPEP han reducido aproximadamente en un millón de barriles la producción diaria durante noviembre de 2008.
Desde 1997, la OPEP ha logrado reestablecer los precios en el 60 por ciento de veces que lo ha intentado. Sin embargo, en ningna de las situaciones anteriores se ha visto en las condiciones que tiene que afrontar en estos momentos.
Durante la década de los ochenta, el consumo de petróleo disminuyó a nivel mundial, sin embargo, en la actualidad las economías de las regiones de norteamérica, Asia y Europa se han visto duramente golpeadas a causa de la reducción de la demanda, que también ha perjudicado la cotización de precios, llegando a rozar incluso algunas compañías las pérdidas por primera vez en más de dos décadas.
Pero hay algo más preocupante para los productores de petróleo, y es que China también puede dejar de demandar en grandes cantidades. El Fondo Monetario Internacional presentó un informe en el que recortaba la previsión de crecimiento del gigante asiático en 2009, anunciando de paso que la crisis se extenderá definitivamente a todos los países desarrollados. La advertencia más importante y a la que todos prestaron más atención es que con ello China anunció también que su producción industrial creció al ritmo más lento desde 1999.
La economía de China, que durante las últimas décadas hizo acostumbrarse a los expertos a crecimientos de dos dígitos, podría frenar incluso hasta llegar al 5 por ciento, mientras que a lo largo del 2008 llegó al 9,7 por ciento.
Todo apunta a que con la caída del crecimiento, China también reducirá a gran escala la demanda de petróleo, y durante las últimas décadas ha sido el principal impulsor del crecimiento del precio del barril, podría llegar a situarse la demanda en un punto muerto. Algunos analistas consideran incluso que, con la caída del consumo de petróleo en China, también caerán en picado las exportaciones del país asiático.
En este sentido, los expertos consideran que lo mejor que podría hacer la OPEP ante este escenario es esperar a establecer las bases para los precios del petróleo a la par que se realiza una recuperación de la economía a nivel mundial.
Como la demanda se ha reducido de forma progresiva, los inventarios a nivel mundial del petróleo se han acumulado sobre todo en los países en vías de desarrollo, llegando a acumular incluso el equivalente a más dos meses de consumo habitual. Eso representa más de seis días por encima del promedio, lo que sugiere que la demanda seguirá bajando.
El objetivo de Arabia Saudí (sin ninguna duda el miembro más importante de la OPEP) es que los inventarios se reduzcan a unas reservas de hasta 52 días de consumo habitual, ya que así los precios subirían de nuevo por encima de los 70 dólares por barril.
Hace ya dos años, cuando los inventarios aumentaron por encima de los 52 días, la OPEP realizó un recorte despiadado de producción para acabar con el sobreendeudamiento de las reservas de petróleo comercial. La estrategía les funcionó del todo, y así lograron que la cotización del barril pasara de 50 dólares a 145 en apenas unas pocas semanas.
En aquella ocasión, sin embargo, las circunstancias auparon el precio, ya que la demanda de petróleo crecía a grandes niveles, sobre todo por el interés de China de lograr un correcto suministro para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.
Muy pocos analistas creen que la OPEP logre otro éxito de este tipo a partir de esta estrategia. E incluso si lograra diseñar una buena estrategia, no lo conseguiría sino dentro de bastantes meses.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...