Consejos que todos los emprendedores deberían conocer antes de empezar con su proyecto

De la mano de los miembros del consejo de Forbes nos llegan una serie de consejos que nos ayudarán mucho si estamos empezando a emprender.

Consejos que todos los emprendedores deberían conocer antes de empezar con su proyecto

Desde Forbes hemos leído un interesante artículo en el cual los miembros de su consejo de coachs han pensado a fondo en cuáles son esos consejos que les hubiera gustado recibir en el momento en el cual en el pasado comenzaron como emprendedores. Consejos que de haberlos tenido les habrían ayudado para que su camino hubiera sido un poco más sencillo teniendo en cuenta las dificultades con las que se terminaron encontrando.

1. Investiga y entiende tu mercado

Penny Elliott lo que recomienda es que invirtamos tiempo en hacer una investigación de mercado y que nos aseguremos de que conectamos y entendemos a nuestros clientes. Es importante que no pensemos en dónde queremos llevar al cliente a través de nuestro servicio, sino que nos pongamos en su piel en este mismo momento y veamos dónde se encuentra el cliente ahora. A partir de ahí seremos capaces de crear un producto o dar una solución a sus necesidades teniendo en cuenta lo que realmente está pasando en sus vidas en ese mismo justo momento. Ese tipo de información se va a convertir en un valor enorme para nosotros.

2. Trabaja muy duro

Cuenta Justin Kulla que tenemos que ser conscientes de que ser emprendedores significa que vamos a tener que trabajar mucho más de la cuenta. Trabajaremos más de lo que trabajaríamos en un puesto laboral normal. Tendremos que tener la mente abierta para ocuparnos de multitud de tareas y no solo de aquellas que nos gustaría cubrir. Habrá que estar pendientes de las finanzas, del marketing, del trabajo diario y de las ventas. Todo pasará inicialmente por nuestras manos hasta que encontremos la estabilidad. Además, Justin también hace especial hincapié en que tenemos que trabajar a diario teniendo en nuestra cabeza la importancia de que pongamos creatividad en todo, que seamos persistentes y que nunca dejemos de aprender.

3. Moldea tu vida a tu antojo

Uno de los motivos por los que nos hacemos emprendedores es porque de una u otra manera hemos visto que nuestro perfil encajaba más de una forma independiente y con sus propias ideas que formando parte de otra empresa. Por eso mismo Bonnie Hagemann insiste en el valor que existe en que moldeemos nuestra vida tal y como queramos que sea. Al referirse a la vida nos lo plantea tanto desde un punto de vista personal como de uno profesional. Estamos creando nuestro propio mundo al emprendedor y nos tendremos que asegurar de que lo que creamos es puro, que encaja exactamente en nuestras metas y que es tal y como queremos que sea. Estamos a tiempo de moldear esta realidad a nuestro antojo, así que no nos olvidemos de hacerlo y cumplir con todo lo importante para que nos sintamos felices y contentos a diario.

4. Escucha a tus clientes

Muchos negocios y emprendedores se enfocan tanto en querer transmitir la idea que tienen en su cabeza que se olvidan de escuchar lo que hay a su alrededor. Y lo que ocurre si hacemos esto es que estamos enviando nuestro mensaje sin escuchar todas las cosas importantes que ocurren a nuestro alrededor y que es importante satisfacer. Por eso las posibilidades de que fallemos son elevadas, porque no estamos escuchando. Stephynie Malik recomienda que empaticemos y escuchemos de verdad a nuestros clientes. A escuchar dice que le tenemos que dedicar un 80% de nuestra atención, dejando un 10% a la clarificación y otro 10% a la respuesta. Pero escuchar siempre tiene que ser algo fundamental para que podamos conectar con los clientes y con lo que necesitan o lo que opinan.

Emprendedora trabajando

5. Ten un equipo a tu alrededor

Jugar en solitario nos puede otorgar cierta ventaja y, sobre todo, ahorrar tiempo en muchos casos. Pero trabajar en equipo es lo más importante que podemos hacer según Ken Gosnell. Cuenta que para que entremos en la categoría de los mejores líderes siempre tenemos que tener a nuestro alrededor un equipo, consejeros que nos acompañen en el camino y en los que nos podamos apoyar. Porque trabajando en solitario, imponiendo nuestras ideas que no reciben ningún tipo de contrapeso, podemos funcionar durante un tiempo, pero llegará un momento u otro, antes o después, en el que nos encontraremos con algún muro que no podremos superar.

6. Concéntrate en lo que te motiva

La influencia externa puede ser tan favorable como nociva en algunos casos. Si somos emprendedores tenemos que recordar que hemos decidido serlo porque teníamos un deseo, una meta, un plan o algo que nos interesaba en nuestra cabeza por encima de todo. Pero a diario nos exponemos a que estas ideas se ven modificadas o alteradas por opiniones externas que no están en conexión directa con nuestros deseos. A Neeta Bhushan le preocupa mucho que lleguemos a olvidarnos de lo que realmente queremos y acabemos haciendo algo que no nos satisfaga. Por eso siempre hay que tener muy claro qué es lo que nos mueve y qué es lo que nos interesa de verdad. Es nuestra vida y solo tenemos una vida, por lo que hay que elegir bien qué hacer con ella.

7. Juega a largo plazo

Una de las mayores cadenas viciosas en las que podemos caer cuando gestionamos un negocio, por pequeño o grande que sea, es concentrarnos tanto en el día a día que dejamos de mirar adelante. Y ese es un gran error en el cual no debemos caer. Por mucha presión que tengamos y por negro que lo veamos todo, nunca hay que dejar de jugar a largo plazo. Por eso es recomendable que hagamos como dice Jim Judy y que una vez a la semana nos detengamos y pensemos en lo que necesita nuestro negocio a largo plazo. Ese es el momento de revisar lo que estamos haciendo en términos de marketing, de comunidad, de engagement o de diseño, siendo la ocasión ideal para que analicemos, revisemos y veamos qué es lo que hay que modificar para seguir creciendo. A largo plazo veremos los beneficios que habrá tenido tomarnos estos descansos para enfocar el negocio.

Desafios del emprendedor

8. Olvida el miedo, piensa en el premio

Son muchos los profesionales que coinciden recomendando la misma filosofía porque saben que a día de hoy, como antaño, sigue siendo uno de los principales problemas con los que se encuentran los emprendedores. Se trata de la idea de concentrarnos en el premio, en aquello que nos espera cuando cumplamos nuestro objetivo y que pensemos lo mínimo en el miedo y en los riesgos. No tenemos que pensar que algo va a salir mal. Todo son probabilidades. Pero vamos a estar cediendo terreno a las probabilidades si nosotros mismos sentimos miedo y dejamos que este nos frene en nuestro afán por conseguir lo que queremos. En este caso es lo que recomienda Noor Hibbert, pero como decimos, es un pensamiento generalizado.

9. Aprende de los veteranos

Si consigues una red de contactos y de personas en las que te puedas apoyar llegarás más lejos. Es más fácil alcanzar las metas si estamos en constante aprendizaje y nos amoldamos a los cambios del mercado. Para ello Izabela Lundberg recomienda que aprendamos de los veteranos, de ejecutivos que ya tienen largos años de experiencia y que seguro que tienen mucho que compartir con nosotros visto sus volúmenes de éxito.

Vía: Forbes

Foto: mhougeFree-PhotosFirmBee

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...