Consejos para dormirnos antes y mejor

Si tenéis problemas al iros a dormir os recomendamos seguir los consejos que hemos seleccionado para vosotros.

sleep-1209288_1280

No todos conseguimos levantarnos llenos de energía como aquellas personas que dan un salto desde la cama, levantan los brazos y sonríen. Tener energía a primera hora no es tan sencillo y en ocasiones esto deriva en que no seamos tan productivos como nos gustaría. En realidad todo depende de cómo nos hayamos ido a dormir y de si hemos dormido el tiempo suficiente o si por el contrario hemos pasado demasiadas horas dando vueltas en la cama sin poder dormirnos. Si queremos dormir rápido y bien es recomendable que pongamos en práctica algunos consejos que nos ayudarán.

1. Vacía tu mente

Principalmente hay dos tipos de personas en lo respectivo al momento en el cual se van a dormir. Por un lado aquellas que consiguen dormirse rápidamente y que tienen en general una gran facilidad para conciliar el sueño. Y por otro lado, las que dan vueltas y vueltas sin conseguir dormirse. Este segundo grupo normalmente llega a ese tipo de sensación por tener demasiadas cosas en la cabeza, mucho en lo que pensar y toneladas de preocupaciones de las que no pueden huir. Por ello, lo que vamos a hacer antes de irnos a la cama es intentar vaciar la mente para dejarla en blanco y que así conciliemos el sueño de una manera más sencilla.

¿Pero cómo hacerlo? Eso es lo complicado. Si nuestro problema es la gran cantidad de cosas que tenemos en la cabeza, lo que deberemos hacer será sacarlas de ella. Y la mejor manera de hacerlo es a través de una medida totalmente natural: con papel y bolígrafo.

La alternativa es apuntar en el móvil, pero eso nos va a exponer a que nos veamos influidos por las muchas formas de entretenimiento y distracción que ofrece el teléfono, lo cual será fatal para nuestro objetivo de dormirnos. Por lo tanto, hagamos caso a los especialistas que recomiendan irnos a dormir lejos de los dispositivos tecnológicos y usemos boli y papel. Lo que tenemos que hacer con estas herramientas es apuntar todo lo que se nos pase por la cabeza y que posiblemente serán cosas que tendremos pendientes de hacer para el próximo día. Estaremos estableciendo una agenda, un horario, un planning de lo cual haremos cuando nos despertemos y que nos ayudará a tener una línea sobre la que movernos en las próximas 24 horas. Será una forma de ganar tiempo y de ser más productivos, pero sobre todo, lo más importante es que nos ayudará a quedarnos dormidos, que es lo que estamos buscando en este consejo.

feet-2308646_1280

2. Pensemos en las cosas buenas que hemos hecho

Cuando nos liberamos de la preocupación lo que debemos hacer es llenar ese espacio de ideas positivas. Para ello lo mejor que podemos hacer es pensar en todo lo que hemos hecho durante las últimas horas. La satisfacción por el trabajo bien hecho que hayamos realizado o los buenos recuerdos de aquello que hayamos vivido en las últimas horas hará que poco a poco relajemos todo nuestro cuerpo y que al final caigamos rendidos. Al hacer balance del día también nos ayudaremos a nosotros mismos a recibir una descarga adicional de positividad que nos demostrará lo productivos que hemos sido y que nos ayudará a seguir adelante con mucha energía.

3. Ten una rutina para irte a la cama

Esto es muy importante, dado que el cuerpo necesita una rutina que nos conduzca poco a poco a la cama. Es importante que durmamos las horas suficientes y esto significa que nos durmamos a una hora adecuada si queremos despertarnos pronto. Para ello hay que conducir al cuerpo hacia el estado en el cual se quedará dormido. Cada persona puede establecer su proceso de rutina dependiendo de cómo le siente mejor. Lo más adecuado es comenzar poniéndonos el pijama o la ropa de noche, con lo que ya estamos dando el primer paso. Es recomendable cepillarse los dientes, dejar la mochila o la bolsa de trabajo lista para el día siguiente y poner el móvil a cargar de manera que lo tengamos al máximo cuando nos despertemos.

También podemos introducir en nuestra rutina el vaciamiento de mente del que hemos hablado antes y el proceso en el que pensamos en cosas positivas. Todo ello nos beneficiará. Y justo antes de comenzar a intentar a dormir podemos darle a nuestro cerebro un poco de entretenimiento ligero. Entiéndase como entretenimiento ligero que si queremos ver una serie de televisión (lo más recomendable por su duración), resultaría idóneo que fuera una comedia y no algo sesudo que nos haga pensar. Las sitcom tienen la duración perfecta, poco más de 20 minutos, y sirven genial para relajarse porque se enfocan solo en las risas. Hay muchas opciones a las que podemos recurrir de todo tipo de épocas, desde clásicos como Cheers, Frasier o Friends hasta producciones más recientes como Cómo conocí a vuestra madre o Modern Family. Eso nos ayudará a que poco después ya estemos durmiendo plácidamente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...