Consejos para comenzar un negocio en el año 2021

¿Estáis pensando en iniciar un nuevo negocio y necesitáis algunos consejos para hacerlo con resultados excelentes?

Nos acercamos al inicio de un nuevo año y a quienes nos gusta emprender y comenzar negocios, lo que se nos pasa por la cabeza son las ganas de empezar 2021 con alguna nueva idea. De todas formas, no nos olvidamos de que comenzar un nuevo negocio no es precisamente algo sencillo. Más bien resulta todo lo contrario: complicado, muy complicado. Por ello hemos querido hacer una lista de consejos y recomendaciones que nos podrían venir muy bien a la hora de preparar este nuevo proyecto y de iniciarlo con buen pie.

1. Derrota al miedo

Todos tenemos miedo cuando vamos a empezar un nuevo negocio, pero lo que marca la diferencia es lo que hacemos en ese preciso momento. ¿Qué hacer si sentimos miedo y presión? La respuesta más acertada es salir adelante. Hay que asimilar el miedo, reconocer su existencia, darle valor, pero mantenerlo contenido. Al miedo hay que derrotarlo, hay que sacar coraje, todo el que necesitemos, y decirle al miedo que se espere, que nos sujete la bebida y que nos deje trabajar a nosotros. Con miedo sabemos que no vamos a ninguna parte y que cualquier proyecto que emprendamos bajo ese tipo de presión no va a salir adelante. Por ello, digamos no al miedo y, sobre todo, no lo ocultemos ni lo ignoremos, simplemente derrotémosle siendo conscientes de su existencia, pero siendo más fuertes que él.

2. Evoluciona

No te quedes anquilosado. Las personas estamos hechas para evolucionar, para tener cada vez más conocimientos y ser más capaces con cada día que pasa. Por mucho que creas que has alcanzado tu nivel de máxima inteligencia, de habilidad o de conocimientos, lo más probable es que todavía tengas muchas cosas que aprender. Para beneficiar a nuestro negocio, lo que deberíamos hacer es no dejar de aprender en ningún momento. Hagamos todo lo posible para seguir creciendo, para alimentar nuestra mente y nuestras habilidades. Al hacerlo estaremos dándole a nuestra experiencia, carácter y personalidad, una mayor profundidad cuyos valores positivos y beneficios notaremos con facilidad en todo lo que hagamos.

Quién sabe si lo que aprendamos, eso con lo que extendamos nuestras posibilidades, será lo que nos lleve a iniciar un negocio más adelante o con lo cual consigamos llegar un poco más lejos. Los límites no deberían existir para quienes pretenden servir como ejemplo para muchas otras personas. Si cada día no podéis aprender algo nuevo no os agobiéis, ya que lógicamente estamos hablando de forma figurada. Pero es importante que siempre intentemos estar abiertos a esa obtención de nuevo conocimiento y experiencia.

3. Enseña lo que estás haciendo

Nos guste más o nos guste menos, el trabajo de PR es imprescindible. Nos tenemos que dar a conocer, tenemos que enseñar al mundo lo que hacemos, cómo lo hacemos y cuáles son nuestros objetivos. En la sociedad actual en la que vivimos es imprescindible que popularicemos el proyecto en el que estemos trabajando, que lo enseñemos, que goce de difusión y que pueda llegar a la mayor cantidad de personas. Eso nos ayudará a, entre otras cosas, comprobar el alcance que tiene, pero lo más importante será que se extenderá a una mayor velocidad la popularidad del trabajo que estemos haciendo. Y cuanto más se extienda, más posibilidades tendremos de continuar triunfando o de debutar con un buen nivel de popularidad.

No tengamos miedo de hacer más campaña de publicidad y promoción de la que podamos imaginar. Lo cierto es que es algo con lo que nunca nos vamos a quedar cortos. Pero eso sí, hagamos todo lo posible para que toda inversión que realicemos en publicidad y PR acabe optimizándose al máximo, dado que lo que no queremos es que desaprovechemos recursos que, para nosotros, ahora mismo son imprescindibles. Invirtamos, pero hagámoslo con cabeza y de manera que podamos llegar a obtener unos resultados de éxito.

4. Busca nuevas fuentes de ingresos

Otro de los problemas que tenemos cuando iniciamos un nuevo negocio es que nos acomodamos en lo relacionado con las fuentes de ingresos que conocemos. Es posible que nos intentemos mantener tan en la línea ya conocida que estemos dejando pasar excelentes oportunidades para obtener ingresos de una manera totalmente distinta. Es mejor que no nos pongamos límites y que intentemos rizar el rizo a fin de encontrar oportunidades en las que quizá no hayamos pensado o que hasta ahora no se habían presentado como una posibilidad. Si exploramos esas oportunidades hasta ahora desconocidas, es posible que lleguemos a triunfar de una manera en la que no habríamos ni imaginado.

Y llegado cierto momento lo interesante acaba siendo la combinación de nuestros conocimientos previos y fuentes de ingresos tradicionales con todo lo que hayamos sumado en última instancia. Si tenemos suerte quizá lleguemos a implementar nuevas técnicas de financiación que nos permitan llevar a que nuestro negocio tenga mucho más éxito.

5. Confía en quienes conoces

Por lo general, nuestros perfiles de LinkedIn son un auténtico caos. Acumulamos contactos de forma exagerada y llegamos a perder la idea de quiénes nos leen y quiénes están ahí esperando para posibles oportunidades. Por ello de vez en cuando es interesante que hagamos una revisión de LinkedIn tal y como lo haríamos, en tiempos de pre-Internet, con las tarjetas de visita. En aquel tiempo prehistórico lo que hacíamos era dividir las tarjetas en distintos montones dependiendo de si se tratava de clientes, socios, medios, oportunidades o cualquier otro tipo de categoría que pudiéramos tener en cuenta. Ahora en LinkedIn todo se queda un poco más revuelto y acaba siendo complicado y confuso, pero si nos esforzamos podremos poner orden.

Una vez hayamos puesto orden será el turno de ver qué es lo que podemos sacar de LinkedIn. A veces tenemos una necesidad y lo primero que hacemos es buscar propuestas en Google, servicios o profesionales que puedan satisfacer aquello que tenemos que hacer. Pero con eso lo que estamos haciendo es perder tiempo y además exponernos a un riesgo notable, puesto que seguro que terminamos probando a trabajar con alguien a quien no conocemos. Si en lugar de ello recurrimos a nuestra base de datos de contactos, tendremos la garantía de que elegiremos a una persona o empresa en la que ya tendremos depositada una confianza.

6. Nunca dejes de ser positivo

Es fundamental que ante cualquier tipo de situación, incluso si todo parece que es demasiado oscuro o nos encontramos con obstáculos en el camino, no perdamos el positivismo. Tenemos que mirar al frente y enfocarnos en la luz de esperanza que nos acompaña a todas las personas en cada uno de nuestros días. Si en algún momento sufrimos un altibajo, en vez de rendirnos y de comenzar a tener pensamientos negativos, lo que deberíamos hacer sería sacar fuerzas de flaqueza y continuar mirando adelante de una manera positiva. No siempre es fácil, sobre todo cuando parece que lo tenemos todo en nuestra contra, pero si nos esforzamos y no caemos en la desesperación, seguro que antes o después con un poco de esfuerzo logramos superar los obstáculos con los que nos hubiéramos encontrado.

Ante todo, es importante que no desfallezcamos y que no nos rindamos, porque con perseverancia podríamos llegar a conseguir cualquier cosa que nos propongamos. Y si en algún momento nos sentimos sin fuerzas, lo más recomendable será hacer una pausa, pequeña, para retomar el proyecto donde lo dejásemos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...