Claves y consejos que nos ayudarán en la tarea de atraer clientes

Os damos una serie de consejos e ideas de fácil aplicación con las que podréis llegar a ganar clientes.

clientes

Qué complicado resulta en ocasiones atraer clientes cuando estamos trabajando en un nuevo proyecto que de momento resulta desconocido. Por eso hay veces en las que nos tenemos que parar en seco durante unos momentos y pensar en las bases, en lo que podemos hacer desde un punto de vista general para solucionar el problema y darnos a conocer como necesitamos para que el negocio pueda despegar. Y si hablamos de atraer clientes hay una serie de factores que siempre podemos aprovechar, técnicas básicas que a veces olvidamos, pero cuya efectividad está contrastada y nos ayudará de una manera segura.

1. Conocer más y mejor a los clientes

La información nos permite alcanzar nuestras metas de una manera que no podemos ni calcular. Cuanta más información tenemos más posibilidades tenemos de atraer a los clientes. En tiempos pasados era suficiente con tener un par de datos de nuestra clientela, tanto de la que ya se encuentra establecida como de la que queremos sumar a nuestra base de datos de nuevos clientes. Con el cambio que se ha producido en los últimos años ahora tener más información es clave si queremos hacernos con la atención de las personas que puedan convertirse en nuestros clientes. Conviene que unifiquemos información de distintas fuentes y que la utilicemos para enfocar de una manera personalizada nuestro acercamiento a cada una de estas personas.

Algunos de los datos que nos pueden venir bien de nuestros clientes no se limitan a información personal, sino a sus hábitos de consumo y compra. Por ejemplo, un buen dato es conocer la cantidad de personas que forman la unidad familiar, las preferencias de consumo, sus gustos, los periodos en los que compran más, cuándo compran, cómo compran y con qué compran o qué les motiva a realizar las compras. Conocer la personalidad es otro de los aspectos de información que nos ayudarán a llegar más lejos. Si nos metemos en la mente de nuestros clientes podremos alcanzar un nivel de éxito enorme, pero siempre cuidando de no realizar un contacto que resulte invasivo.

2. No limitarnos a los conceptos a los que estemos acostumbrados

Uno de los problemas con los que se enfrentan muchos emprendedores y empresas es mantenerse demasiado fijos en un concepto determinado en el cual se hayan encontrado con algún bloqueo u obstáculo. Si ya hemos llegado a un bloqueo, a un callejón sin salida, al menos sin aparente salida en estos momentos, lo que tendremos que hacer será optar por cambiar de estrategia y no mantenernos anquilosados. Si siempre hemos trabajado pensando en un público joven, por ejemplo, lo que deberemos intentar será cambiar de estrategia y «atacar» a un grupo de clientes de una edad más avanzada. Es posible que al principio no obtengamos resultados claros, pero con el paso del tiempo es posible que nuestra selección de clientes vaya evolucionando y madurando hacia una nueva identidad que nos podría proporcionar una nueva presencia en el mercado.

clientes

3. Ajústate a las necesidades de tus clientes

Este es otro de los errores habituales por parte de muchas empresas y emprendedores que todavía no han encontrado su hueco en el mercado. Es frecuente que tengamos una idea en mente y que la queramos defender sea como sea, aunque eso signifique encontrarnos con que nuestros volúmenes de ventas no llegan a ser suficientes. Pero una cosa es mantenernos fieles a nuestros ideales y otra distinta acabar en la ruina debido a ello. Siempre hay que encontrar el punto medio e intentar cambiar nuestra filosofía de trabajo si nos vemos en una situación que no nos esté proporcionando suficientes ingresos. Si por ejemplo nuestra clientela está interesada en nuestros productos, pero cree que estos son demasiado caros, lo mejor será introducir una gama económica que responda a las necesidades de precio de estos usuarios. Así lo que estaremos haciendo será escuchar al público y darle lo que quiere en vez de lo que nosotros queremos darle.

4. Echa un vistazo al efecto de tu competencia

No decimos que le robes clientes a tu competencia, porque en cualquier caso no es tarea fácil si los tienen bien fidelizados, pero sí que te ayudará analizar tu competencia para aprender de ella, de sus técnicas y de sus formas de atraer clientes. En realidad podríamos aprender mucho de la competencia y de sus técnicas de marketing para terminar obteniendo un beneficio a largo plazo.

5. Nunca dejes de esforzarte

A veces darse a conocer es un ejercicio de esfuerzo y dedicación. Si al principio nuestro trabajo no tiene efecto y vemos que no conseguimos más clientes, lo que no debemos hacer es decepcionarnos y parar en los intentos que estamos llevando a cabo. Porque solo con esfuerzo y tesón lograremos nuestras metas y poco a poco darnos a conocer de la manera en la que deseamos.

Foto: Campaign_Creatorsrawpixel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...