Cada año se destruyen miles de empresas familiares

El 80% no pasa de la tercera generación a causa de problemas en la organización interna

Parece que las empresas familiares son cada día más difíciles de sostener. Así lo confirma un informe hecho público por el Instituto de Empresas Familiar (IEF). Entre el 75% y el 80% de estos negocios no se sostiene hasta una cuarta generación, sino que se queda en la tercera. Un 50% ni siquiera pasa de la segunda generación. ¿Los motivos? Según el informe, problemas relacionados con la organización interna.

Empresa familiar.

En estos mismos términos fue debatido el tema en el I Congreso de Coaching, organizado por la Asociación Española de Coaching (AECOP) y celebrado en el Colegio de Médicos de Madrid. Los obstáculos de las empresas familiares se basan, según recoge Europa Press, en una carencia de «cultura organizacional y el síndrome de la velocidad«. Ello significa, ni más ni menos, las prisas por colocar en puestos de responsabilidad (directivos) a las generaciones más jóvenes sin que éstas hayan adquirido la experiencia o la formación necesaria. Y es que hay algunas cosas que no se aprenden por herencia sanguínea, sino que necesitan de una maduración laboral que siga su curso normal. En ocasiones, las ansias porque la empresa siga siendo dirigida por la familia va en detrimento de la misma.

Familia y empresa deben quedar delimitados cuando hablamos de un negocio familiar, no entremezclándose una cosa con otra. En el ámbito del trabajo, la familia debe funcionar como una empresa sin excluir a los demás empleados. Desde AECOP se apuesta por la consultoría externa como solución cuando surgen dudas sobre la gestión. Así, dicen, se frenaría la destrucción de empresas familiares.

Foto por Javi Vte. Rejas en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...