Sin cargos ni juicio: el infierno Guantánamo

Hace ya 10 años que el centro penitenciario de Guantánamo, creado por George W. Bush, se ha convertido en un agujero negro donde los presos malviven sin garantías, donde su intergridad física y moral se encuentra subyugada a un Gobierno, el norteamericano, que actúa con total impunidad, violando todos los tratados internacionales sobre derechos humanos. Y es que, desde que el 11 de enero de 2012 llegasen los primeros detenidos a esta base naval reconvertida en cárcel de máxima seguridad tras los atentados del 11S, que desembocaron en la guerra de Afganisán.

guantanamo

Presos en Guantánamo.

Para Amnistía Internacional, es hora de que este centro situado en la bahía de Cuba de por finalizado su recorrido, pues la ONG encargada de luchar a favor de los derechos humanos considera que durante la década que lleva abierto se han producido episodios que atentan contra la integridad de todo ser humano e, incluso, contra el derecho internacional. Detenciones arbitrarias y secretas, torturas y malos tratos, entregas exraordinarias y juicios injustos.

En estos momentos, 171 personas continúan detenidas en Guantánamo, la mayoría de manera indefinida y sin conocer sus cargos. En la mayoría de los casos, tampoco se han realizado juicios ni procesos que les inculpen, por lo que la desprotección legal de los detenidos es patente. Los presos que sí han contado con un proceso «legal» se enfrentan a juicios ante una comisión militar. Para Amnistía Internacional, estos juicios no cuentan con todas las garantías, y muchos de los afectados podrían enfrentarse a una condena a pena de muerte.

Para muchos, la estructura de Guantánamo no responde a los preceptos de lo que debería ser un centro penitenciario, sino que más bien se asemeja a un campo de concentración. Y es que la sombra de la sospecha se cernió desde un principio, cuando la comunidad internacional encontró evidencias de torturas y demas violaciones de los derechos humanos. De hecho, fue tal la influencia de estos episodios sobre la opinión pública, que el entonces candidato a la presidencia Barack Obama incluyó el cierre de Guantánamo entre su promesas electorales.

Por el momento, en torno a 67 ex-detenidos han quedado ya en libertad, repartidos por diferentes países que han permitido su acogida previo acuerdo con Estados Unidos. Sin embargo, parece que en este punto del proceso, esa promesa electoral parece haber sido dejada de lado, pues son muchos los que quedan entre las rejas de este centro.

Si quieres unirte a  la petición de Amnstía Internacional, no dudes en firmar este manifiesto.

Foto / Wikipedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...