Priority Matrix, otra buena opción para gestionar nuestro trabajo

Priority Matrix está disponible en todo tipo de plataformas para que podamos gestionar de forma adecuada todo tipo de tareas pendientes.

Organiza tareas con el programa Priority Matrix

Lo que inicialmente se trataba de algo novedoso ha terminado convirtiéndose en la función que nos ofrecen decenas de aplicaciones distintas. Hablamos de la gestión de proyectos, del trabajo en el día a día y de las tareas que tenemos pendientes de realizar en el entorno empresarial. Una de las opciones con las que nos encontramos en esta ocasión es Priority Matrix, una aplicación que se encuentra disponible en la principal serie de plataformas más usadas hoy día.

Priority Matrix la podemos descargar en iPad, Mac, Windows, iPhone y Team. Cada una de las ediciones se encuentra personalizada a fin de exprimir al máximo el dispositivo en cuestión, utilizando una interfaz de usuario que cambia dependiendo del caso. Aún así, en todas las versiones se mantiene el grueso y la finalidad principal de la herramienta, con la que tenemos una gran serie de posibilidades en cuanto a la gestión de proyectos.

¿Qué hacemos exactamente con Priority Matrix?. Tal y como hemos visto en Trello y otras tantas opciones disponibles de corte similar, lo que tenemos es una herramienta para gestionar tareas pendientes, sobre todo prestando una especial atención a las acciones prioritarias. Dicen sus creadores que para la creación del sistema han partido del método Eisenhower, por lo que las tareas que tenemos pendientes se dividen en un total de cuatro grupos distintos.

Cada uno de los grupos se puede personalizar con colores y elementos que hacen más sencilla la utilización de la herramienta. Uno de los grupos de la app es el que está vinculado con las tareas críticas y de respuesta inmediata. Son las tareas importantes a las que se tiene que dar respuesta cuanto antes. Otro grupo es el de tareas críticas, pero que no son de una vitalidad inmediata. En este caso son una serie de trabajos que requieren esfuerzo y tienen importancia, pero para los que aún tenemos que realizar cierta planificación.

El tercer grupo es el dedicado a las tareas que no son ni críticas ni inmediatas, en general trabajos que no necesitan que les prestemos urgencia y que incluso podríamos llegar a derivar en otras personas para que se encarguen de ellas. Estas tareas son más flexibles y no tenemos que preocuparnos todavía si están atrasadas durante algunos días en la aplicación. Y por último se encuentran las tareas que se quedan en un cajón desastre, simbolizando que pueden ser ideas al azar, teorías, cosas en general que no sabemos si llegarán a materializarse y saltar a otro de los apartados.

Vía: Priority Matrix

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...