ONGs pagan las medicinas a un millar de alicantinos

El pago de las medicinas es un impedimento para el creciente número de enfermos de Alicante, que se han visto obligados a acudir a las ONGs en busca de ayuda para continuar con sus tratamientos.

Cruz Roja

El pago de las medicinas es un impedimento para el creciente número de enfermos de Alicante, que se han visto obligados a acudir a las ONGs en busca de ayuda para continuar con sus tratamientos. Cruz Roja ayuda económicamente a cerca de 1.300 personas (de las cuales más de un millar son ancianos o discapacitados, 122 no tienen recursos económicos y un centenar, inmigrantes), para que puedan adquirir medicamentos y otros productos sanitarios.

Cruz Roja no es la única organización que está colaborando con los enfermos que no pueden acceder a los tratamientos, Cáritas ha cedido el año pasado más de 4.000 euros para la compra de medicamentos, especialmente a la zona norte de la ciudad de Alicante.

Esta situación, que sólo eran anécdotas hace un año, ha ido incrementando desde el verano pasado, cuando el Gobierno adoptó sus últimas medidas en materia de Sanidad. El copago por los medicamentos en la situación de crisis económica que vivimos, ha agravado la situación de algunos sectores de la población.

Además, desde el 1 de septiembre, los inmigrantes sin papeles han quedado excluidos del sistema sanitario público, por lo que deben abonar el coste completo de los tratamientos. El acceso a productos ortopédicos también ha empeorado, ya que desde hace dos años los pacientes deben dar por adelantado el pago de productos como muletas o sillas de ruedas, que en algunos casos pueden llegar a costar miles de euros. Por si fuera poco, Sanidad está tardando más de un año en devolver el dinero de estos productos, cuando el tiempo máximo es de tres meses.

Los médicos de familia también han dado la voz de alarma ante esta situación, ya que desde el verano pasado un gran número de pacientes abandonaron su tratamiento por no poder pagar los fármacos.

Por otro lado, el Colegio de Farmacéuticos de Alicante, se ha mostrado disconforme ante la intención del Gobierno central de cambiar la ley para que los propietarios de las farmacias no estén obligados a ser farmacéuticos, que dará lugar a las grandes cadenas farmacéuticas. Así, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Alicante, Jaime Carbonell, sostiene que el hecho de que el empresario sea farmacéutico “es la mejor garantía para priorizar el interés sanitario y para que en situaciones adversas como la que afrontamos estemos al lado del paciente”.

A su vez, el consejero de Sanidad, Manuel Llombart, señaló que la deuda con los proveedores de servicios sanitarios asciende a los 700 y 800 millones de euros y aseguró que la Generalitat está “trabajando” para llevar los pagos al día. Pero también afirmó que la Generalitat ha recibido un “importante inyección” del FLA que “fue repercutida en gran parte a los proveedores”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...