Los mejores consejos para nuestras presentaciones

Hoy vamos a centrarnos en las presentaciones que realizamos en la empresa, las cuales muchas veces las solemos realizar con bastante inercia y sin dejar crecer nuestra capacidad de creación e imaginación.

Tenemos que intentar mejorar la atención de nuestra audiencia

En el mundo de la empresa, actualmente las presentaciones vienen siendo una de las herramientas más utilizadas a diario. Como sería más común, a causa del nivel de importancia que estas tienen, tendrían que ser de lo más completas y pulidas de lo que vienen siendo, pero la realidad es que en la mayoría de las veces solemos entrar en la rutina de volver a utilizar lo que ya hemos hecho en otras ocasiones. Y es por eso, que solo obtenemos una presentación realmente aburrida y para nada interesante.

A continuación os adjuntamos una serie de aspectos que no son aconsejables utilizar en una presentación, de un modo breve y de lo más dinámico posible.Vamos a verlos:

  • Tenemos que tener claro, que todas las presentaciones no son ningún guión y tienen como finalidad transmitir al presentador toda la información en forma de exposición y no de auditorio. Por  tanto, lo que os recomendamos es utilizar las diapositivas únicamente para exponer nuestras ideas y para destacar únicamente los aspectos que queremos que resalten más, y utilizar las notas solo para presentar.
  • A la hora de elegir cual son las mejores imágenes para incorporar en la presentación, es aconsejable no utilizar las que ya son prediseñadas por el sistema, ya que es mejor intentar ser originales.
  • Tenemos que intentar que la mayor información que aparezca en la presentación sea de forma visual, es decir que haya más imágenes que no texto, así también obtendremos que se pueda apreciar de todos los ángulos y distancias. Si lo que estamos mostrando es necesario que cuente con mucha información, lo que podemos hacer es pasar unos folletos informativos a cada asistente.
  • Es importante elegir bien las fuentes tipográficas que vamos a utilizar. Actualmente disponemos de una gran variedad de fuentes y casi siempre terminamos utilizando las mismas. Tenemos que tener en cuenta que la presentación no se ve ni aprecia de la misma forma que cuando la estamos realizando desde nuestro ordenado que cuando la exponemos desde un proyector.
  • Todos los gráficos que incorporamos tienen que ser pequeños y lo más poco descriptivos posiblesDe la misma forma que hemos nombrado anteriormente, no es lo mismo visualizar un gráfico en el ordenador que en un proyector. Por eso es mejor que sean gráficos sencillos, y del tamaño preciso, acorde con la iluminación de la sala.

Foto: Patrizio Boschi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...