Las descargas dentro de aplicaciones en el terreno profesional

A la hora de saber qué nos conviene más, si una aplicación de móvil gratuita o de pago, hay que plantearse qué nos ofrece cada una.

Tipos de aplicación para móviles

Cuando nos encontramos buscando una aplicación que nos pueda servir para realizar una tarea específica en nuestro día a día laboral es posible que tengamos una duda importante: ¿compramos la aplicación de pago o descargamos la gratuita? Una herramienta gratuita puede llamarnos la atención por no costarnos nada en un principio, pero es posible que después nos pase factura y que tengamos que hacer algún pago.

Las aplicaciones de pago tienen la ventaja de basarse en un precio único que pagamos una vez y que después no tenemos que volver a repetir. Es decir, quizá pagamos 10 euros por una aplicación que nos permita tener un control de nuestros gustos, pero una vez la instalemos tendremos acceso a todas sus funciones sin ningún tipo de excepción. Usemos más o usemos menos la aplicación, nunca tendremos que pagar nada más. Y esto, dentro del mercado profesional, en el cual la burocracia impide que tengamos mucha comodidad para gastar y gastar fondos corporativos, es una ayuda de un valor incalculable.

Por su lado, las aplicaciones gratuitas nos atraen por no tener que hacer ningún pago cuando las descargamos. Las instalamos en nuestro dispositivo móvil y las probamos. Lo primero que puede ocurrir es que la aplicación no nos convenza nada y la borremos al instante. Nos plantearemos lo bien que ha sido que no hubiéramos tenido que pagar, dado que hubiera sido tirar el dinero.

Pero también es posible que mientras estemos usando la aplicación gratuita nos encontremos con zonas de la misma o con algunas funciones en las que nos pidan que hagamos un pago determinado. Por ejemplo, y volviendo al ejemplo de la app para controlar los gastos, nos podemos encontrar con un caso en el cual la aplicación no nos deje acceder a los informes detallados de meses atrás, y que nos ofrezca, si queremos tener acceso a ello, hacer un pago único de 3 euros. En el momento en el cual hemos «desbloqueado» varias de estas funciones ya habremos pagado más de los 10 euros que costaba la aplicación anterior, lo que sin duda será un problema.

En otro orden de cosas, puede darse el caso de comprar una aplicación de pago, de las de 10 euros por ejemplo, y que llegado cierto momento también nos pida que hagamos un pago adicional para utilizar determinadas funciones. Estas son las peores apps que podemos encontrar y hay que tener mucho cuidado con ellas.

Foto: British Airways

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...