La otra cara del teletrabajo

Actualmente el teletrabajo es bastante común en muchas empresas. Aunque a primera impresión suene a que dispone de más ventajas que inconvenientes, tenemos que analizarlo en profundidad para poder valorar.

Tener una mayor flexibilidad de horarios no compensa

Ya hemos hablado en otras publicaciones sobre el teletrabajo y algunas de sus ventajas e inconvenientes  En el post que hoy os presentamos nos vamos a centrar básicamente en hablar de los inconvenientes de este modelo de trabajo, el cual se está basado en realizar todas las tareas desde casa, sin disponer de ninguna conexión con el resto del equipo docente y sin ninguna presencia continuada en la sede de la compañía.

Así mismo, el teletrabajo es una herramienta que nos aporta una gran flexibilidad de horarios, y al mismo tiempo nos permite no tener que desplazarnos a un lugar físico de trabajo cada día y poder hacerlo desde nuestra propia casa, con una mayor libertad en las horas de entrada y salida de la jornada laboral etc.


Por otra parte, los principales inconvenientes que este presenta es que aparece una gran falta de conexión emocional con la plantilla del equipo, de nuestra empresa que se encuentra dispersa por otras zonas. Esto suele pasar mayoritariamente en los comerciales, los cuales ocupan zonas de venta diferentes, y que normalmente acaban quedando de forma semanal para reunirse.

Es muy importante formar parte de una organización, ya que en el momento en que nos aparece algún problema nos encontramos con que muchos otros usuarios están teniendo el mismo que nosotros o parecidos. Y así podemos ver como se resuelven o que otros se preocupan por nuestras preocupaciones y por tanto contribuyen a que cada usuario saque lo mejor de él. Para el teletrabajador la comunicación debe ser constante intentando reforzar esta conexión emocional.

Otra de las principales preocupaciones que aparecen es la escasez de horarios. Por tanto todo este proceso suele alargar mucho las jornadas de trabajo más allá de lo normal y lo legal, por tanto siempre acabamos trabajando durante todo el día. Por tanto depende mucho del grado de organización que cada uno tenga. Y sobretodo el saber establecer cuales son o tienen que ser las prioridades.

Por ultimo, una de las partes positivas que también podemos aprovechar es el tener una mejor flexibilizad a  nuestra jornada en función de nuestra vida personal. Es decir, dependiendo de como se va prolongando en el tiempo la actividad del teletrabajador se puede ajustar más o menos la atención en los aspectos negativos, que no en los que son positivos.

Foto: Nestor Herrera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...