La asociación Abogados por la Justicia en Libia condena los ataques salafistas

Tras la destrucción de uno de los más importantes mausoleos libios, Al Andalusi, la organización Abogados por la Justicia en Libia insta al gobierno del país a tomar cartas en el asunto y averiguar quién es el responsable de este deliberado ataque a su patrimonio cultural.

oasis en libia

El 28 de marzo el monumento funerario fue bombardeado y reducido a escombros, supuestamente por fuerzas del movimiento salafista. Reconocido como monumento de interés nacional, el sepulcro se encontraba protegido por la ley. Ante la impasividad del gobierno, la asociación, que defiende y promueve los derechos humanos en el país, canalizándolos a través del Estado de Derecho y la democracia, se ha visto obligada a intervenir.

Según han informado fuentes del diario “The Libya Herald”, la organización se ha pronunciado contraria al silencio de los mandatarios, asegurando que “equivale a la validación de estas acciones, prueba de la falta de voluntad política de poner fin a las violaciones de los Derechos Humanos”.

El jefe del consejo local de Trípoli, Sadat El Badri, aseguró en un comunicado que “habrá consecuencias para los responsables, ya que Libia es un estado de paz”, y así lo quieren demostrar. El gobierno está luchando para garantizar la seguridad de su población, tratando de controlar a los grupos islamistas más radicales y violentos, como es el caso de los salafistas, grupo sunnita que reivindica el retorno a los orígenes del islam, tal y como interpretan en el Corán.

No es la primera vez que los salaf atentan contra lugares religiosos y de patrimonio sufí. Numerosos santuarios, colegios, bibliotecas y tumbas vienen siendo asaltados desde hace años por miembros de las ramas más conservadoras del movimiento.

La organización sin ánimo de lucro de Abogados por la Justicia en Libia se instituyó en 2011 por un pequeño grupo de seis abogados libios que residían fuera de su país. Se unieron para tratar de paliar los problemas que están azotando Libia con sus conocimientos jurídicos a través de una profunda reforma constitucional.

Este deliberado ataque al mausoleo Al Andalusi, edificado hace más de 500 años y de una gran importancia cultural para la población, es la gota que colma el vaso. No se pueden permitir este tipo de actos, y que los autores salgan impunes. Hay que poner freno a la violencia actuando desde arriba, y para conseguirlo, la misión de juristas hará toda la presión necesaria.

Imagen: Pixabay

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...