La ablación femenina en España

No es la primera vez que en Clavesocial hablamos de la ablación, y tampoco será la última mientras se sigan repitiendo este tipo de mutilaciones femeninas. Sin embargo, esta vez queremos acercarnos a una realidad que se nos puede antojar impensable pero que parece cada vez más cerca: unas 10.000 niñas en nuestro país, la mayor parte de ellas con padres provenientes del África subsahariana, corren el riesgo de sufrir esta práctica milenaria vinculada a creencias paganas, aunque la excusa sea la religiosa. Así, de los cinco millones de niñas que cada año sufren esta práctica a manos de sus madres, abuelas o vecinas, un tanto por ciento estarían en España. Hoy, que se celebra el día Internacional de Tolerancia Cero a la Ablación, cabe recordar y condenar una costumbre que ha sido considerada una violación de los derechos humanos en toda regla.

niñas guinea

Niñas de Guinea Ecuatorial, África Subsahariana.

Para evitar las gravísimas secuelas físicas y psicológicas de la ablación, no basta con la acción policial, aunque ésta sea de vital importancia. Recordemos el precedente sentado por la sentencia condenatoria hacia unos padres procedentes de Gambia pero asentados en Teruel que practicaron la mutilación genital a su hija de pocos meses en España, la primera de esta naturaleza que se conoce en nuestro país. Por otro lado, y según se cuenta en El País, los Mossos D’Esquadra ya han puesto en marcha un operativo policial que, por el momento, ha conseguido evitar que a un total de 36 menores les fuera practicada la ablación. El objetivo es, como no, erradicar esta práctica en Catalunya y, por extensión, en el resto del estado español.

Pero, como ya hemos dicho, no basta con actuar con la ley en la mano, sino de trabajar con esas mujeres que aún piensan que el peso de la tradición es más importante que la integridad de sus cuerpos. Así lo explica Matilda Velasco, oluntaria de Medicus Mundi Andalucía: «para acabar con esta práctica, hay que trabajar con las mujeres inmigrantes«. Sin embargo, algo empieza a cambiar entre las mujeres más jóvenes, que comprenden y viven en carne propia los dolores, las pesadillas, y los problemas sexuales y sanitarios que causa la ablación. Las mujeres que llegaron a nuestro país siendo aún pequeñas ven con otros ojos esta tradición, el problema aún radica en aquellas ‘recién llegadas’.

Foto / Pedronchi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...