Human Rights Watch denuncia la persecución a ONGs en Uganda

Human Rights Watch ha alertado a la opinión pública de los ataques que están sufriendo varias ONG por parte del Gobierno de Uganda en su territorio, que impiden actuar de forma correcta a estas organizaciones.

Human Rights Watch ha alertado a la opinión pública de los ataques que están sufriendo varias ONG por parte del Gobierno de Uganda en su territorio, que impiden actuar de forma correcta a estas organizaciones. El Gobierno está empleando persecuciones y detenciones tanto a opositores como organizaciones humanitarias.

Human Rights Watch

La organización para la vigilancia de Derechos Humanos ha realizado un informe donde se describen los ataques de las autoridades ugandesas frente a asociaciones que luchan por una mayor transparencia en el país, siendo la comunidad LGBT el más perseguido ya que ni siquiera pueden registrarse al condenar, las leyes, la homosexualidad.

La investigadora para África de HRW María Burnett ha opinado sobre estas actuaciones y critica como “el Gobierno de Uganda está ejerciendo una fuerte presión sobre la sociedad civil, en particular aquellas organizaciones que, según consideran, se interponen a los intereses políticos y financieros de estos funcionarios”.

La sociedad civil debería tener libertad para investigar y participar en debates sobre políticas públicas sin temor a sufrir represalias del Gobierno”, ha defendido. Burnett pide que los socios internacionales se manifiesten en contra del Gobierno de Uganda, “ahora que se ha recrudecido la hostilidad gubernamental frente a la libertad de expresión y asociación” concluye.

El actual presidente, Yoweri Museveni, en el poder desde 1986, podría volver a presentarse a una nueva reelección, y por lo que se extrae de sus actuaciones pretende seguir manteniendo el control total del país. Han sido duras las críticas tras su reelección el pasado año por lo que ahora el Gobierno centra sus miradas en los grupos opositores y las ONG, que deben inscribirse en un registro para este tipo de grupos.

En ocasiones, las autoridades han amenazado con retirarles el permiso de operar en el país si emitían cualquier crítica contra altos cargos del Gobierno ugandés, a lo que debemos agregar la improbabilidad de que el Ejecutivo logre la tan deseada transparencia, menos aún cuando la población corre peligro si detecta irregularidades por parte de una persona con poder. “Si defiendes los Derechos Humanos, entonces estás en contra del desarrollo y te acusan de sabotaje económico” señalan desde HRW.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...