Europa veta el acceso a los refugiados

La guerra de Siria y los diferentes conflictos en los países africanos hacen que los 51’2 millones de refugiados que hay en el mundo sea la cifra más alta desde 1991.

El 20 de junio se celebró el Día del Refugiado. Es un día triste, ya que en todo el mundo hay 51’2 millones de regugiados, la cifra más alta desde 1991. Para encontrar una explicación a esta cifra hay que mirar a Siria y a África. Desde 2011 la guerra civil de Siria ha supuesto la marcha de muchos de sus ciudadanos a los vecinos Líbano, Jordania o Turquía, para muchos paso previo a la Unión Europea; mientras África tiene latentes conflictos en Malí, en la República Democrática del Congo o entre Sudán y Sudán del Sur.

Muchos de estos 51’2 millones de refugiados huyen de sus países con destino a Europa, pero los países de la Unión Europea no los acogen. Según un informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), de los 50.000 refugiados sirios que llegaron a Europa en 2013 solo 1.500 lograron la condición de refugiado. Aunque se trata de un 23% más que en 2012, un país mucho más pequeño y limitado que los 28 como es el Líbano duplicó el número de refugiados sirios que acogió.

En Europa tan solo se tramitaron 435.000 peticiones de asilo, el 3% de las que llegaron; pero en el seno de la Unión Europea también hay grandes diferencia entre países. Solo cinco de los 28 socios comunitarios tramitaron más del 70% de solicitudes que les llegaron. Se trata de Francia, Italia, el Reino Unido, Suecia y Alemania, que por ejemplo aprobó en 29% de las solicitudes que le llegaron. Una cantidad muy superior al exiguo 1’03% de solicitudes aceptadas por España.

Otro de los factores sobre los que alerta la CEAR son las dificultades con las que se encuentran los refugiados a la hora de intentar acceder a la Unión Europea para solicitar asilo. Sus opciones de llegar al viejo continente por vías seguras y legales son escasas, así que muchos de ellos optan por el camino de la inmigración ilegal, dejando su vida en manos de mafias. Así, tienen que enfrentarse a vallas y concertinas o al mar, donde se suceden los naufragios como el de Lampedusa.

ACNUR, la organización de Naciones Unidas para los refugiados, señala que Turquía, el Líbano y Jordania son los países que más refugiados acogen, procedentes todos de Siria. Estos refugiados también se encuentran con los problemas para conseguir un visado y llegar a la Unión Europea como las dificultades para obtener documentos, como cuando caduca un pasaporte, o por la reducción de plazas que ofrecen los países europeos, muy por debajo del número de refugiados que esperan una de ellas a las puertas europeas.

Vía: El País

Foto: Eneas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...