España y Rusia alcanzan un acuerdo sobre adopciones

España y Rusia han firmado el acuerdo que desbloquea los procesos de adopción. Ni homosexuales ni solteros españoles podrán adoptar menores rusos.

Tras más de un año de tensión y después de ver cómo las adopciones se paralizaron el pasado mes de agosto, las cerca de 600 familias que está a la espera de adoptar a un niño ruso ven la salida del túnel cada vez más cerca. España y Rusia han firmado el convenio bilateral sobre adopción internacional que exigía Rusia para reactivar las adopciones, y solo falta que el Congreso y la Duma rusa ratifiquen el acuerdo, algo que todavía podría tardar unos meses más.

La paralización de todos los procesos de adopción llegó después de que el Tribunal Supremo ruso emitiese una instrucción solicitando un convenio bilateral sobre adopciones internacionales en los países que reconocen el matrimonio homosexual, como es el caso de España. Para asegurarse que un gay o una lesbiana adoptasen en solitario, también se ha prohibido la adopción a los solteros, con lo que el Presidente ruso Vladimir Putin se asegura que los menores no crezcan junto a homosexuales.

Rusia es el principal país de adopción en España, y de las 600 familias que han visto como se paralizaba el proceso 160 ya tenían un menor asignado. Cuando se reactive el proceso, el acuerdo tendrá una vigencia de cinco años, aunque en 2019 se podrá renovar hasta 2024. Una de las grandes novedades es que los niños adoptados mantendrán la nacionalidad rusa y se tendrán que inscribir en el registro consular. Solo a los 18 años podrán decidir si renuncian a ella, y si no lo hacen Rusia siempre los considerará rusos aunque también sean españoles.

Otro de los puntos conflictivos es la supervisión de las adopciones previas al convenio por parte de las autoridades rusas. Finalmente, Moscú podrá solicitar informes sobre los más de 12.000 niños adoptados por familias españolas desde 1999 -unos 10.000 siguen siendo menores de edad-, pero si descubre que vive con una familia homosexual no podrá pedir un cambio de familia ya que vulneraría las leyes españolas.

Según el acuerdo, solo si el menor está en situación de riesgo o desamparo (algo que apenas llega al 1% de los casos) España debería consultar a Moscú antes de asignar una nueva familia al menor. Además de solteros y homosexuales, tampoco pueden adoptar niños rusos los minusvalidos, personas que hayan padecido un cáncer (aunque hayan recibido el alta) o las enfermos crónicos graves. Además, los padres adoptivos han de ser mayores de 25 años y tener por lo menos 16 más que el niño adoptado.

Vía: El País

Foto: HPUPhotogStudent

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...