Educación retira la beca de ayuda extra a decenas de autistas

Educación ha decidido retirar las ayudas para las clases de pedagogía y lenguaje a decenas de niños autistas porque, dice, reciben suficiente atención en los colegios.

Decenas de familias con un hijo autista han visto como este año se quedaban sin las becas que hasta ahora recibían por parte del ministerio de Educación para que sus hijos pudieran asistir a clases de reeducación pedagógica y del lenguaje. Hasta 15 grupos de la Federación Española de Autismo-FESPAU también se han quedado para este curso sin las ayudas de 20.000 euros para este tipo de terapias, una cantidad que hasta el año pasado siempre habían recibido y que todavía no saben porqué este año no la recibirán.

No so se trata de una situación que afecte a determinadas comunidades o provincias, sino que se repite en lugares tan distintos como Cantabria, Murcia, Madrid o Baleares. Según el ministerio de Educación, los autistas reciben ayuda suficiente en los centros especiales a los que acuden, por lo que no necesitan esa ayuda extra. Sin embargo, quedarse sin la terapia puede suponer que la persona autista retroceda en su evolución, con la pérdida de calidad de vida que eso implica.

En el capítulo de becas de Necesidades Especiales (becas NNEE), la ayuda a la terapia pedagógica y del lenguaje era la más costosa. Algunas familias podían percibir hasta 913 euros al año para cubrir estas necesidades, muy por encima de la cantidad que suponen otras becas NNEE. Por ejemplo, las destinadas al transporte podían alcanzar los 617 euros al año, la ayuda de comedor escolar máxima es de 574 y para material la beca llega hasta los 204 euros anuales.

Pero el argumento del Gobierno no parece convencer a padres ni asociaciones. La presidente de Astea Henares, Pilar Vidal, dice que tanto en centros públicos como privados los medios son «muy limitados» y hay demasiados alumnos; y critica que los profesores no reciben la formación continua que necesitan. Javier Arnaiz, director del colegio para niños con autismo de Burgos, añade que ahora se cumplen los requisitos para conceder las becas a rajatabla y que los centros tienen que justificar «muy bien» por qué necesitan más apoyo.

Un inspector es el encargado de estudiar cada caso y decidir si los niños necesitan o no recibir el tratamiento, lo que supone que haya diferencias de criterios dependiendo de la zona, sobretodo entre comunidades autónomas. En Alcalá de Henares, las familias que se han quedado están enviando las facturas de la terapia y los certificados de los orientadores donde las recomiendan en un intento de dar un giro a una situación cada vez más desesperante.

Vía: El País

Foto: Joel Barrios D

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...