¿Cuál es el futuro de las aplicaciones empresariales?

La tecnología avanza a pasos de gigantes. En la actualidad lo que más se usa es el smartphone, seguido de las tabletas, por lo que cualquier empresa que quiera integrarse en el mercado tendrá que crear su propia aplicación.

internet

El ciclo de Internet

Hoy en día son muchas las aplicaciones que hay en el mercado, pero no todas son vistas con buenos ojos. Sobre todo las que detrás de aplicaciones llevan «empresariales». Si, es cierto que cada vez las empresas ofrecen y crean más aplicaciones relacionadas con la empresa, pero no todas tienen un gran éxito entre los consumidores. Pero, ¿sabemos qué es realmente una aplicación empresarial? ¿Conocemos que futuro tienen?.

Para comenzar, el término que define a las aplicaciones empresariales es muy ambiguo. Muy pocos conocen el verdadero significado. La mayoría asocia «empresarial» con algo seguro y grande.  Otros, en cambio, lo relacionan con todo lo que tiene que ver con una empresa (como es el caso de un paquete de oficina). Esta última es la que más sentido tiene, se podría decir que todo software utilizado en una empresa es una aplicación empresarial.

En cuanto al futuro de las aplicaciones empresariales, lo que la gran mayoría opina es que comenzarán a cambiar rápidamente. Las nuevas tecnologías avanzan a pasos de gigantes, por lo que las nuevas aplicaciones empresariales también han de hacerlo. Ahora los usuarios no solo consultan información en el ordenador, sino que pueden utilizar servicios desde un teléfono móvil o tableta. Renovarse o morir, ésa es la cuestión.

Hace algunos años, era impensable que las personas pudieran consultar cualquier cosa desde un teléfono. En la actualidad es lo más normal. Se ve día a día. Aunque algunos no lo vean, hay un cambio en la relación del usuario final y la tecnología muy fuerte.

En un futuro, la nueva forma de utilizar las aplicaciones empresariales será a través de los smartphone, igual que con todo el general. La prensa de papel está perdiendo cada vez más lectores a diferencia de las páginas web que cada vez son más las personas que se informan a través del ordenador, tablets o teléfonos inteligentes. ¿Reservar tu viaje en la agencia de viajes? Acudes a unas de las más de cien páginas de viajes que ofrece la red y te saldrá más barato. Además de la comodidad que supone.

Las aplicaciones empresariales tendrán que adaptarse a los sistemas operativos: iOs (de Apple), Android (de Google) y Windows (de Microsoft), con un diseño moderno y una interfaz sencilla de utilizar. Es la era de lo táctil, los usuarios quieren navegar por la red con los dedos, no tecleando, hacer zoom con ellos y recorrer gráficos sin utilizar el ratón, sino todo a través de los dedos.

Una de las novedades a corto o largo plazo, sería incorporar grupos, vídeos, noticias, ideas, estrategias, estados de ánimos de las diferentes aplicaciones empresariales que hay en el mercado en las redes sociales, como bien podría ser Facebook. Sería el caso de crear una intranet o una página wiki.

El usuario que no es informático utiliza Facebook antes que cualquier otra aplicación, incluso antes que Twitter o Instagram. El futuro estaría en aprovecharse de las mejores redes sociales en un ámbito laboral o académico. En este ámbito, las posibilidades son infinitas.  El futuro de las aplicaciones empresariales está en la tecnología, en las nuevas formas de comunicarnos e informarnos a través de los smartphone y tablets. No basta con que una empresa tenga una página web, es necesario y de vital importancia, que cree una aplicación para cualquier dispositivo móvil.

Foto / Seth Thomas Rasmussen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...