Se consolida el interés extranjero en el suelo residencial español

Los inversores internacionales aumentan su exposición en el mercado inmobiliario español con la compra de viviendas de lujo y suelo residencial en zonas turísticas.

madrid

El tercer trimestre de 2013 registró, además del primer dato de crecimiento económico en 27 meses, un esperanzador repunte de la inversión extranjera en bienes inmuebles nacionales. Los principales objetos de deseo eran las llamadas ‘gangas’, una serie de propiedades cuyo precio había sido notablemente rebajado en los últimos tiempos por la acción de la Sareb. Paralelamente, distintas entidades como Bankia o Banco Sabadell también lanzaron sus propias inmobiliarias ‘low cost’. Un año después, la tendencia se consolida y amplía su mercado potencial.

Consultoras e inmobiliarias coinciden en señalar que el interés de los inversores extranjeros en el mercado de la vivienda español aumenta mes tras mes. En estos momentos, las inversiones comienzan a diversificarse sin abandonar el sector, abriéndose a posibilidades de negocio poco explotadas hasta la fecha. De este modo, los inversores están cerrando operaciones en las zonas más céntricas de las grandes ciudades españolas. Lo más sorprendente del asunto es que no pocas veces los activos adquiridos son simples solares, en algunos casos de titularidad pública, sobre el que los inversores planean construir.

De confirmarse este extremo en los próximos meses asistiremos a un escenario de doble inversión, ya que además del sector inmobiliario también se dinamiza la construcción. En cualquier caso, los inversores no se circunscriben a un único perfil de comprador, encontrando intereses de lo más diverso. En las últimas semanas sin ir más lejos se conoció que el Fondo de Pensiones de Noruega, el fondo soberano más grande del mundo, ultimaba varias compras de inmuebles de lujo en el centro de Madrid.

Este verano sin ir más lejos se ha detectado un importante repunte de la inversión privada en zonas turísticas de Madrid, Barcelona, la Costa Dorada y la Costa del Sol. Se trata del llamado suelo ‘AAA’, un símil con la nota más alta que puede dar una agencia de calificación crediticia, y cuyo valor ha caído bastante menos que el resto del mercado. Esto no impide que los inversores adquieran importantes lotes de viviendas, llegando a copar el 50% de las compras en Tarragona.

Vía: Expansión

Foto:  PromoMadrid

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...