Reino Unido alienta el temor a una nueva burbuja inmobiliaria

La economía británica repunta un 0,8% en el tercer trimestre animada por la mejora del sector servicios y la demanda inmobiliaria.

edificio

La llamada «burbuja inmobiliaria» es uno de los conceptos más repetidos durante la actual crisis económica. Causa para muchos de los principales problemas de los países desarrollados, su sombra es alargada y su simple mención despierta las más enconadas posturas. Por ello, la perspectiva de volver a sufrir una situación similar en el futuro es algo que aterra a gobiernos y ciudadanos. Reino Unido, uno de los países europeos con mejores parámetros macroeconómicos, podría estar incubando una nueva bomba de relojería bajo la apariencia de la recuperación económica.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), la economía británica habría crecido un 0,8% en el tercer trimestre del año. En lo que llevamos de año, el PIB de Reino Unido ha subido casi un 2%, dando continuidad a los buenos datos obtenidos desde mediados de 2012. Al igual que en los trimestres pasados, la clave de tan positivas cifras ha estado en el sector servicios. La mayor ocupación hotelera, la buena respuesta de los restaurantes y la creación de nuevas empresas en el sector terciario han generado una subida del 0,6% en el PIB.

Otro 0,15% se lo lleva el sector constructor, lo que no se ha librado de la polémica. En los últimos meses, distintos medios y expertos internacionales han alertado sobre el aparente auge de la construcción en Reino Unido. En este sentido, el Gobierno de David Cameron ha dispuesto distintos beneficios fiscales por la adquisición de viviendas, estimulándose así la demanda de inmuebles. Concretamente, ha tratado de facilitar el acceso a créditos hipotecarios.

Las prácticas llevadas a cabo por el Ejecutivo liberal-conservador no tienen por qué ser necesariamente negativas. Sin embargo, nuestro pasado más reciente nos anima a sospechar de los números que arroja la construcción. Justo es reconocer que la mayor parte del crecimiento de Reino Unido se ha debido al boyante sector servicios, por lo que no sería justo desmerecer los logros obtenidos. De hecho, la economía británica se encuentra ya a tan solo un 2,5% de sus máximos históricos de 2008.

Fuente: Expansión.

Foto: Revellín

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...