Pisos de bancos: ¿cuál es más barato?

Los bancos que han comprado entidades financieras en quiebras tienen un esquema de protección de activos que les permite cubrir parte de las pérdidas provocadas por algunos de sus activos, como los pisos.

La letra pequeña del Esquema de Protección de Activos (EPA) del FROB para las entidades financieras que  han comprado otros bancos intervenidos por el Estado dice que «para una cartera determinada de activos, el Fondo de Garantía de Depósitos asumirá el 80 por ciento de las pérdidas derivadas de dicha cartera durante un plazo de diez años, una vez absorbidas las provisiones constituidas sobre estos activos».

Según la lectura que han hecho algunos de los bancos compradores, este EPA los protege de las pérdidas que pueda generarles la venta de viviendas a un precio inferior del real. Ese es el caso del Banco de Sabadell, entidad que en su día se quedó con la CAM y que hace poco a puesto en marcha una campaña de venta de 12.000 viviendas de segunda mano con descuentos del 40%.

Pero si nos fijamos bien, el EPA no cubre las minusvalías de todos los activos, sino de unos de ellos. Algunos expertos apuntan a que fuera de esa selección de activos protegidos quedan los inmobiliarios porque el esquema protege de la mora futura; aunque otros consideran que esos inmuebles de las entidades absorbidas son precisamente ese crédito que vuelve a los bancos en forma de piso.

Aunque se trate de una protección limitada, los bancos tienen de esta manera más facilidades para desprenderse de estos activos inmobiliarios mediante una estrategia con más descuentos y más agresiva que la convencional, adelantándose al mercado. Cuando el EPA deje de proteger a las entidades o el precio baje de los precios rentables, las entidades sacarán las viviendas al mercado del alquiler, añaden.

Los grandes beneficiados son BBVA, CaixaBank, la BBK, Liberbank o el propio Sabadell. Los EPA de BBVA tras quedarse con Unnim y del Sabadell son de un 80%, y el Banco de Valencia le proporcionó un escudo del 72’5% a CaixaBank. Los casos de BBK y Liberbank son diferentes, ya que se trata del límite que cubriría el Estado. Así, la entidad vasca dispone de 392 millones de euros de garantía tras adquirir CajaSur, y Liberbank cuenta con el aval de 2.472 millones de Cajastur, una de las tres entidades que la forman, que en su día compró Caja Castilla-la Mancha.

A la hora de la verdad, todo depende de la política comercial de cada entidad y de las provisiones que tenga realizadas. También es importante que el banco tenga suficientes beneficios para asimilar sin problemas la venta de unos activos por un precio inferior al previsto. Eso si, aunque sean «pisos con descuento» difícilmente se tratará de una ganga.

Fuente: Inversión&finanzas

Foto: Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...