Las tendencias mundiales que afectan (y afectarán) al sector de la construcción

El crecimiento urbano asiático abre un importante mercado para la construcción ante las más discretas perspectivas en los países desarrollados a veinte años vista.

edificios

Generalmente, cuando una empresa realiza un cálculo sobre la evolución de su volumen de negocio en el futuro suele centrarse en elementos como el crecimiento económico, la situación política de los países donde piensa invertir y la situación de la competencia. Se trata de unas pautas mínimas que toda compañía debe conocer para contar con garantías de éxito. Sin embargo, estos análisis suelen pasar de puntillas sobre otras cuestiones que, a la postre, tienen una importancia tanto o más decisiva que los otros factores.

El sector de la construcción asegura encontrarse en una situación esperanzadora en la que mira hacia adelante con optimismo. Superado lo peor de la crisis en Europa y con los Estados Unidos creciendo ya a un ritmo considerable, las condiciones objetivas para apostar por la construcción parecen muy óptimas. No obstante, un informe de TH Real Estate coloca sobre el tapete numerosos condicionantes, relacionados en su mayor parte con el comportamiento demográfico internacional. De entrada, la mitad del crecimiento de la población urbana del planeta durante los próximos veinte años se dará en Asia.

Ante esta realidad, las constructoras tienen ante sí la posibilidad de hacer un pingüe negocio si ganan posiciones ahora en países como China o India. De igual modo, dos tercios de la población mundial vivirán en ciudades en 2030, toda una llamada a volver a apostar por la construcción de grandes bloques de pisos y demás infraestructuras. No en vano, el crecimiento demográfico chino va de la mano de un mayor poder adquisitivo, lo que alienta a su vez la construcción de centros comerciales y complejos de oficinas.

La otra cara de la moneda la encontramos en Occidente, mercado natural de las grandes constructoras, donde el crecimiento demográfico será menos intenso sobre todo en lo referente a la clase media. Muy llamativo el caso de España, donde se espera que este colectivo, el que más inversiones realiza en el mercado residencial, se reduzca durante las dos próximas décadas. El resto de países desarrollados experimentarán tasas de crecimiento de entre el 0 y el 10%.

Vía: Cotizalia

Foto:  Pippoloide

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...