El mercado inmobiliario español, objeto de deseo de los inversores extranjeros

La inversión extranjera en inmuebles españoles crece un 16% en 2013 y se sitúa ya en niveles de 2004. La demanda interna no remonta.

madrid

El mercado inmobiliario ha quedado como el gran protagonista del crac de 2008 junto al sector bancario. No en vano, el pinchazo de la burbuja de la construcción es una de las principales causas que explican por qué la situación económica empeoró en España en mucha mayor medida que la media de la UE. Cinco años después de aquellos traumáticos momentos, los inmuebles españoles comenzaron a recobrar atractivo para los inversores internacionales, que aumentaron notablemente su exposición al ladrillo español en 2013.

Aunque el peso de los compradores extranjeros en el mercado inmobiliario español ha aumentado de manera ininterrumpida desde 2010, el pasado año alcanzó cifras verdaderamente notables, creciendo un 16% respecto a 2012. En términos absolutos, la inversión foránea alcanzó los 6.453 millones de euros, su nivel más alto desde 2004. Esta cifra choca frontalmente con la demanda interna, ya que el precio de los inmuebles registró un nuevo mínimo histórico en 2013. La otra cara de la moneda la ponen los 355 millones de euros que los españoles invirtieron en propiedades extranjeras.

Este último dato nos sirve para mostrar la fuerte caída de la riqueza de los españoles, ya que en pleno apogeo del «boom» de la construcción la inversión española en propiedades extranjeras rondaba los 3.300 millones de euros. En este sentido, la caída de los precios del mercado español motivada por el agravamiento de la crisis confiere un mayor atractivo a este sector, algo que sin duda han aprovechado inversores de todo el mundo. La mejora de la confianza en España es otra de las claves de este comportamiento.

Otros datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) no son tan halagüeños como el de la inversión extranjera, pues confirman que la demanda interna sigue sin alzar cabeza. De este modo, la venta de viviendas cayó un 2,2% en términos interanuales, un descenso que sin embargo resulta menos acusado que el registrado en los años anteriores. La firma de nuevas hipotecas sí que sufrió un serio varapalo al caer un 27,8% con respecto a 2012.

Vía: elEconomista

Foto: Barcex

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...