Desigual reparto de las ejecuciones hipotecarias en España

Barcelona, Andalucía occidental y Valencia siguen siendo las regiones con mayor número de ejecuciones, aunque cada vez son más los casos de segundas residencias.

piso

Podría decirse que los desahucios están frenándose y sería cierto. Podría decirse que el crédito está volviendo a fluir y no sería equivocado. Lo que no podría afirmarse sin estar errado es que el mercado inmobiliario español está completamente saneado. La corrección por el lado de los precios sí que parece haber tocado fondo, así como la caída de las ventas de nueva vivienda. No obstante, todavía existen fuertes desequilibrios por corregirse que resultan mucho más evidentes en determinadas zonas de España.

De acuerdo con los datos facilitados por las entidades financieras al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), entre el cuatro trimestre de 2011 y el primer trimestre de 2015 se han realizado 270.153 ejecuciones hipotecarias. Si analizamos los tres ejercicios completos que incluyen estas cifras (2012, 2013 y 2014), observamos que las ejecuciones han aumentado un 9%. Este dato choca con algunas noticias sobre el cambio de tendencia en este mercado pero ello es así porque encierra importantes diferencias regionales. Efectivamente, en el norte y oeste peninsulares puede hablarse de recuperación en el sector.

Frente a esta realidad, la costa mediterránea es la que acumula el mayor número de ejecuciones tanto en términos absolutos como relativos. Solamente la provincia de Barcelona registró 32.289 casos durante este periodo, elevándose hasta 52.968 en el caso de toda Cataluña. No muy lejos se encuentra la Comunidad Valenciana, con 46.309 ejecuciones hipotecarias, aunque en este caso la tendencia es bastante más positiva puesto que se habrían reducido un 3% (doce puntos mejor que la media nacional). De igual modo, cada vez son más los casos de segundas residencias.

Este último elemento, que también presenta Andalucía, significa que en estos momentos se estarían ajustando los desequilibrios correspondientes a viviendas vacacionales, que no constituyen la residencia principal de las familias afectadas. No sorprende por tanto que esta tendencia se observe con más intensidad en el litoral mediterráneo, espacio turístico de sol y playa por antonomasia. Además, cada vez se detectan más casos por impago de alquileres, una fase más en la corrección general del sector.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...