49.694 familias perdieron su casa en 2013

Los desahucios subieron un 11% el año pasado y casi 50.000 personas perdieron su vivienda ante los bancos. Más de 38.000 residían en ella habitualmente.

El Banco de España acaba de publicar los datos sobre desahucios de 2013, y las cifras no son nada positivas. 49.694 familias perdieron su casa el año pasado, lo que supone un incremento de los desahucios del 11% respecto a los de 2012 pese a sentencias como la del Tribunal de Justicia Europeo contraria la la Ley de Desahucios española o la anulación de las cláusulas de suelo poco transparentes de las hipotecas por parte del Tribunal Supremo, ambas decisiones tomadas en el primer trimestre de 2013.

De los cerca de 50.000 desahucios que hubo en 2013, casi la mitad -28.173- llegaron por orden judicial; mientras que 21.521 de estas familias perdieron la vivienda después de logran un pacto con el banco, lo que representa una subida del 2’6% respecto al año anterior. De las 49.694 familias que vieron como el banco se quedaba su casa, 38.961 perdieron su domicilio habitual, cerca del 80%; en la mayoría de casos por decisión judicial, lo que no impidió un retroceso en los desalojos forzosos.

Así, los jueces ordenaron que 21.054 familias entregaran su domicilio habitual al banco, mientras que las 17.907 restantes se la entregaron de forma voluntaria. Destaca que de estas caso 18.000 familias que entregaron la vivienda voluntariamente a la entidad bancaria 13.178 lo pudieron hacer mediante la dación en pago. Respecto a las otras 10.733 viviendas que los bancos recibieron por parte de los dueños se trata de segundas o terceras residencias.

Según los datos que los diferentes bancos han aportado al Banco de España, en 2013 el número de entregas de inmuebles a los bancos subió en un 11%, mientras que en el caso de las viviendas habituales se registró un descenso del 0’23%. Tampoco debemos olvidar que pese a un incremento del 1’3% de las daciones en pago, estas se han reducido en un 13% en las viviendas habituales, por lo que las familias afectadas han perdido el domicilio pero aún mantienen la deuda.

Como decíamos anteriormente, el aumento de familias que se quedaron sin primera residencia por orden judicial no ha incrementado los desalojos forzosos. De hecho, estos se han reducido en un 57% ya que según los datos del Banco de España el número de viviendas desalojadas por las fuerzas del orden no pasó de las 147. La entidad añade que pese al aumento de entregas judiciales de inmuebles respecto a 2012, se incrementó en un 27% el de viviendas vacías frente al descenso del 36% de las ocupadas.

Vía: El Periódico de Catalunya

Foto: Tchacky

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...