¿Tienen los logotipos de las empresas un mensaje oculto?

Los logos de algunas empresas incluyen mensajes ocultos que solo se pueden descubrir fijándonos muy bien.

Misterios logos

Como se suele decir, en publicidad y marketing todo vale, es por ello que durante muchos años los logotipos se han convertido en una pieza fundamental para dar a conocer a las empresas. Estos logos se utilizan para que los clientes relacionen un producto o servicio con una marca en concreto, así si los usuarios tienen claro que se trata de productos de calidad en cuanto vean el logo rápidamente querrán hacerse con cualquier cosa que forme parte de ese negocio. Sin embargo, más allá de lo visual, lo creativo o lo llamativo, desde hace años una de las tendencias más utilizadas para la creación de logotipos es la introducción de elementos ocultos. En muchas ocasiones son fáciles encontrarlos, pero otras veces si no se señalan jamás nos enteraremos de que están ahí.

Aunque hoy en día podemos hablar de varios ejemplos de logos en los que podemos encontrarnos elementos ocultos, es cierto que esta tendencia se hizo muy popular en la década de los 70. En aquellos momentos lo habitual en los logotipos de las empresas era introducir formas o mensajes que no se podían percibir a simple vista pero, sin embargo era más que probable que nuestro subconsciente sí que los tuviera en cuenta.

El objetivo de los diseños de logos de esa época era combinar lo visual con lo verbal, creando así una analogía que hiciera que el logotipo en cuestión fuera realmente increíble. Para crear este tipo de logos los expertos contaban con los principios de la ilusión óptica, una técnica que se basa en la psicología que tiene la visión y en la conocida teoría Gestalt. A través de la teoría Gestalt, lo que se hace es explorar la capacidad que presenta el cerebro humano para poder recrear en su mente objetos u elementos a partir de otros, principalmente líneas, formas geométricas o curvas.

El resultado era increíble: se daba la oportunidad de poder insertar elementos jugando con otros factores del logotipo o incluso con las mismas letras sin que se pudieran percibir fácilmente. Sin ir más lejos, ¿alguna vez has visto el oso que hay en el logo de Toblerone? Seguramente no, puesto que es complicado verlo a no ser que alguien te lo señale. Para que lo tengas en cuenta la próxima vez que veas una tableta, en su parte izquierda si haces un poco de memoria, podemos ver una montaña y seguidamente las letras de Toblerone. Pues bien, si nos fijamos detenidamente en esta montaña, en su interior, en la parte central, se divisa la silueta de un gran oso de pie. ¿Serás capaz de reconocerlo?

FedEx

Otro ejemplo de este tipo de diseños es el que realizó Gianni Bortolotti para una empresa de electrodomésticos italiana que ya no existe. Su nombre era ED y, para crear el logo, el autor utilizó las siluetas de estas dos letras y las insertó de tal manera que a vista de cualquier persona parecía un enchufe, elemento muy relacionado con el sector al que pertenecía esta compañía.

En cualquier caso, a pesar de que este tipo de diseños son muy originales, lo cierto es que en la actualidad esta tendencia está cambiando. Ahora los autores crean logos más claros y directos donde se pueda diferenciar fácilmente la compañía, como es el caso de Google o Facebook.

De entre los muchos logos que seguramente conozcas, existen varios en los que se incluyen elementos ocultos y a lo mejor jamás te habías parado a analizarlos. Por ejemplo, uno de los más famosos es el de FedEx. Como bien sabemos, este logotipo tiene una particularidad y es que sus dos últimas letras (Ex), combinan las mayúsculas con las minúsculas. ¿Por qué se hizo así? El responsable de esta idea fue Lindon Leader, quien junto a su equipo diseñó el logo en el año 1994. Fueron muchas las versiones que se hicieron del logotipo hasta llegar al adecuado, alrededor de unas 400 hasta que finalmente estos expertos en diseño se dieron cuenta de que si colocaban la segunda E en mayúscula y la x final en minúscula entre medio de estas letras en el espacio vacío que quedaba se dibujaba perfectamente una flecha. ¿La has visto alguna vez?

Otro ejemplo que podemos destacar es el del logo de NorthWest Airlines. También fue un diseño creado por los artífices responsables del logo de FedEx y fue utilizado desde 1989 hasta 2003. No hay que olvidar que, a partir de 2008, NorthWest se fusionó con Delta. Si nos fijamos en el logotipo vemos que hay dibujado un círculo y una flecha, pero si nos paramos a verlo con más detalle se puede divisar perfectamente la silueta de una brújula que apunta al noroeste. De igual modo, dicha flecha, combinada junto a la letra N, crean una W perfecta, las dos letras principales de NorthWest Airlines. Y estos son solo algunos ejemplos de esta interesante idea.

Vía: CNN

Foto: Hansjp26jp

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...