¿Son buenos los trackbacks y los pingbacks para el SEO?

¿Son los pingbacks y los trackbacks buenos o malos? vamos a arrojar luz sobre este asunto tan peliagudo.

WordPress

Hace un tiempo que no hablamos de consejos SEO, de blogs y de páginas en general, pero queríamos ponernos de nuevo con la materia para tratar temas importantes. Temas que quizá por lo sencillos que parecen se dejan de lado y que tienen más importancia de la que podríamos imaginar. Así, por ejemplo, si estáis intentando que vuestro blog llegue a lo más alto, pero no tenéis unos conocimientos de SEO profesionales ni habéis empollado durante horas, es posible que os estéis preguntando si los pingbacks y los trackbacks son algo bueno o no.

Empezamos por los pingbacks, que son avisos, alertas, notificaciones, que se reciben cuando alguien realiza un enlace hacia nuestro blog en un contenido que haya publicado. Es automático, no hay una persona que nos esté mandando el mensaje para que lo veamos. Es un sistema que goza de gran popularidad y que en el pasado resultó revolucionario, aunque hoy día ya no supone ser ningún tipo de novedad y ha acabado dentro de lo que entendemos como algo normal en los blogs.

Por su lado, los trackbacks son manuales y trabajan de manera en la cual dos publicaciones relacionadas terminen conectándose entre dos blogs distintos. El segundo usuario debe dar su aprobación al primero para crear ese vínculo, pero de hacerlo se pueden llegar a conseguir contenidos cruzados de un gran interés.

Dicho esto, ¿qué hacemos? ¿son buenos o malos? En realidad son buenos, pero hay un pero. El principal motivo de esta duda se encuentra en que tanto los trackbacks, que no suponen una ofensa tan elevada, como los pingbacks, que sí pueden convertirse en nuestra peor pesadilla, terminan generando unos enlaces que nos conectan con otras páginas. La red ha dado flexibilidad suficiente a los spammers para que conviertan los pingbacks en una de sus herramientas preferidas de publicidad y si nos despistamos podemos terminar con una web llenísima de estos enlaces, lo que acabará afectando muy negativamente a nuestro SEO.

Por lo tanto, los trackbacks y pingbacks no son malos, siempre y cuando podamos dedicarle tiempo y esfuerzo a su gestión. Lo que no podemos hacer es aceptar ambos sistemas de mención y que en pocos días acabemos con un historial de auténtica barbarie en el cual no hayamos gestionado nada, porque esto le restará muchos puntos a nuestra página en buscadores. Si no tenemos tiempo, si no le podemos dedicar esfuerzo, lo mejor es olvidarnos de pingbacks y trackbacks, no aceptarlos y que así no se produzca ningún descontrol. Si tenemos tiempo podemos usarlos y nos vendrán muy bien, pero recordemos el compromiso que implican.

Foto: pixelcreatures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...