Quién sacó más partido a la Super Bowl

El mayor espectáculo deportivo de Estados Unidos se salda con un récord de audiencia y cifras de negocio mareantes. La NBC y Budweiser, las grandes triunfadoras.

super-bowl

El pasado domingo tuvo lugar la esperada final de la Super Bowl entre Seattle Seahawks y New England Patriots. Tras un gran espectáculo sobre el césped, los Patriots consiguieron levantar una ventaja de diez puntos de los Seahawks para acabar llevándose el título a la costa este. Al margen de las sensaciones deportivas, el mayor evento deportivo de Estados Unidos volvió a mover cifras de dinero mareantes, relacionadas en su mayor parte por la publicidad. Nuevamente, Norteamérica volvió a demostrar que es capaz de rentabilizarlo todo.

En primer lugar, la cadena NBC podría haber conseguido un récord histórico de audiencia, alcanzando los 112,2 millones de telespectadores. Este dato no es, en cualquier caso, una mera medalla para la moral de la cadena estadounidense, ya que el próximo año negociará los suculentos contratos publicitarios con esas cifras bajo el brazo. Este año sin ir más lejos cada medio minuto de publicidad cotizaba a 4,5 millones de dólares (3,93 millones de euros). Con semejantes costes, cuesta creer que alguna empresa pudiera rentabilizar este desembolso.

Pues lo hicieron. Budweiser sorprendió con un anuncio bastante entrañable que provocó una catarata de búsquedas en Youtube. A la conclusión del evento, el fragmento en cuestión sumaba más de veinte millones de visitas en la popular plataforma digital (a los que cabe sumar los propios telespectadores). La cadena de comida rápida McDonald’s también causó expectación al lanzar una promoción mediante la cual se aceptarán abrazos como forma de pago en sus locales (lógicamente, se escogerá mediante sorteo a los comensales agraciados para utilizar esta peculiar divisa).

No obstante, no todo fueron parabienes para las empresas anunciantes. Suele suceder que algunas compañías no son capaces de aprovechar la oportunidad comercial que tienen ante sí y lo acaban pagando todavía más caro. Tal sería el caso de Nationwide, una aseguradora a la que no se le ocurrió otra cosa que emitir un anuncio protagonizado por un niño fallecido que se lamentaba de todo lo que no podrá hacer. La reacción de la audiencia difícilmente pudo ser más negativa.

Vía: Expansión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...