Nokia recurre a la nostalgia recuperando su móvil banana

Nokia recurre a la nostalgia como herramienta de marketing para vender su “nuevo” teléfono móvil.

Nokia 3310 banana

Ya se ha comprobado en muchas ocasiones que la nostalgia es una de las mejores armas que pueden usar los fabricantes y las marcas para captar la atención del público. En numerosas ocasiones hemos visto empresas que han recurrido a redistribuir o incluso refabricar productos del pasado para conseguir un efecto de interés entre los usuarios. Este tipo de iniciativa de marketing la sigue ahora Nokia con el lanzamiento de un móvil que recordarán los más veteranos.

Se trata del conocido de forma común como Nokia Banana, que no es otro que el Nokia 8110, un dispositivo móvil de la “era prehistórica” que tuvo muchos seguidores en su tiempo y que ahora regresa pletórico y actualizado. Lo hace manteniendo su sencillez, pero incorporando algunas características adicionales que son más propias de los tiempos que corren, como posibilidad de conectarnos a Internet con soporte de datos 4G.

El terminal sigue los pasos de la vuelta del Nokia 3310 que ya se produjo el año pasado y que fue bien recibida por los amantes de la nostalgia y por aquellos usuarios que buscan experiencias simplificadas a la hora de usar su móvil. Porque en realidad ese tipo de público que está cansado de los grandes rasgos técnicos también es el objetivo de estos productos.

Para ello el relanzado Nokia 8110 se presenta con una pantalla que no es táctil y que confía en la presencia de teclado deslizante para funcionar. Esto implica que no vamos a usarlo como un smartphone y que las aplicaciones que podemos usar están muy limitadas. Está tan limitado el dispositivo que ni siquiera incorpora WhatsApp, para que nos hagamos una idea de su sencillez. En realidad está más enmarcado en seguir los pasos de los móviles de la época, que permitían navegar y enviar SMS y poco más, que en ofrecer características más propias de tiempos actuales. Al menos, eso sí, cuenta con Google Maps, lo cual es una gran ventaja.

El móvil usa el sistema operativo KaiOS y dispone de conexión Wi-Fi. Su pantalla es de 2,4 pulgadas, el procesador es un doble núcleo Snapdragon 205 y la memoria RAM asciende a 512MB. Su cámara es un sensor trasero de 2MP que da el pego y permite grabar vídeo sin problemas, mientras que la batería es de 1500 mAh y se convierte en todo un componente que permite usar el móvil 25 días activamente. Sin duda, esa duración de batería eran ventajas de una generación olvidada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...