Netflix se hace publicidad recomendando que nadie vea su plataforma

Netflix improvisa una campaña de anti-publicidad que ha tenido un efecto muy positivo entre los ciudadanos de Málaga.

Netflix ha vuelto a dar una lección magistral de marketing con la nueva campaña publicitaria que ha estrenado de manera localizada en Málaga. Lo que ha hecho la compañía ha sido cubrir el andamio de La Equitativa, la famosa torre que se encuentra en uno de los lugares más céntricos y populares de la ciudad. No solo ha sido la marca que ha estrenado este espacio publicitario, el cual ya han confirmado sus responsables que seguirá ofreciéndose en adelante a otras marcas y proyectos, sino que además lo ha hecho con una iniciativa inesperada.

Lo que ha hecho Netflix ha sido colgar una gran lona de color negro sobre la cual hay mensajes escritos que destacan las maravillas de la ciudad de Málaga. Estas frases y palabras conectan con el ciudadano y sirve como homenaje a la ciudad por parte de una empresa que ya se ha convertido en parte de las vidas de sus habitantes.

Pero en vez de promocionar una serie o algún estreno, lo que hace Netflix en toda la lona es incitarnos a que nos vayamos a pasar el día por Málaga, a que disfrutemos de la ciudad y que nos olvidemos de la televisión. Puede parecer el movimiento contrario a lo que debería hacer la campaña de publicidad, pero en Netflix saben bien que los efectos van a ser demoledoramente positivos.

En la lona podemos leer palabras como «espetos», «pitufos», «sombras», «nubes» o «quedadas en las bolas». Son términos geolocalizados que quienes no viven en Málaga o no conocen íntimamente la ciudad posiblemente no entenderán. Y es ahí donde se encuentra el acierto de la campaña. Porque lo que buscan es impactar en el ciudadano de Málaga y eso lo hacen por todo lo alto. ¿Qué mejor manera de impactar en el ciudadano que conectando con él a un nivel tan personal?

Los mensajes que se pueden leer en la publicidad continúan indicando «Nueva temporada de Málaga: Pasa de Netflix». Y lógicamente no es que haya una serie que se titule «Málaga», sino que lo que nos están diciendo, como indicábamos, es que deberíamos irnos por ahí y disfrutar del día fuera de casa. Con el mensaje «Pasa de Netflix» son contundentes y demuestran el respeto y pasión que sienten por la ciudad.

Al fin y al cabo, en Netflix saben que sus usuarios no dejarán de conectarse a Netflix por la noche o en otros momentos, y al mismo tiempo están consiguiendo una muy buena idea publicitaria que mejorará su imagen y la opinión pública. Por otro lado, posiblemente ningún malagueño se perderá la oportunidad de ver Netflix en los próximos días, puesto que el 2 de julio se estrenará Warrior Nun, que se ha grabado en la región y es la serie más cara de la historia producida en Málaga.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...