Netflix introduce el concepto de la televisión interactiva

A través de Bandersnatch Netflix proporciona a los espectadores la oportunidad de disfrutar de una película interactiva.

Black Mirror

La televisión tradicional recibe un nuevo golpe por parte de Netflix, que continúa reafirmando su posición líder en el mundo del streaming y de los servicios bajo suscripción (al menos de momento). En este caso lo que ha hecho la compañía ha sido compartir con sus suscriptores un nuevo concepto de contenido que responde a un proyecto que existía desde tiempo atrás y que estaba en desarrollo para las salas de cine, pero el cual finalmente se ha aplicado primero en la pequeña pantalla. Se trata de la televisión interactiva, plasmada en una película englobada en el mundo de Black Mirror, la famosa serie que sitúa a los espectadores en historias distópicas en mundos imposibles.

El título de la película es Bandersnatch y cuenta la historia de un programador que está creando un juego con toma de decisiones al puro estilo Elige tu propia aventura. El argumento se sitúa en la década de los 80, un momento clave en el mundo de los videojuegos que marcó para siempre este sector y que simbolizó al mismo tiempo una de las épocas más fructíferas para el mismo.

El espectador tiene, desde el inicio de la película, la oportunidad de controlar lo que le va ocurriendo al protagonista en distintas situaciones. Algunas son triviales, como decidir qué música queremos que escuche en los auriculares o qué comerá en determinado momento. Otras son más relevantes, como tomar la decisión de crear su juego en solitario o en una empresa.

Todo lo que decidamos tendrá unas repercusiones sobre lo que pase posteriormente en la película y se podrá llegar a un total de cinco finales distintos. Lo que ha intentado Netflix, por lo que vemos, es eliminar ofrecer una mayor cantidad de finales que supondría que la historia pudiera acabar mucho antes de lo previsto, proporcionando al contenido una extensión más coherente con lo que se puede esperar de un largometraje. No obstante, se trata de una idea innovadora que posiblemente tendrá continuidad con otras propuestas similares que seguirán en el futuro el mismo camino.

Los espectadores necesitan una televisión smart de última generación o un dispositivo compatible a través del cual reproducir la película, como puede ser una consola PlayStation 4. Para saber si nuestra televisión es compatible solo hay que buscar el icono de una estrella roja en el banner del film, lo que indicará que podemos reproducirla de forma interactiva. Así mismo, hay que saber que solo se puede retroceder unos segundos después de tomar la última decisión, a fin de que haya revisionado y que estemos interesados en verla de nuevo para alcanzar sus distintos finales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...